Navantia se ocupará del mantenimiento de las 12 lanchas y los siete buques construidos para Australia

El astillero ferrolano fabrica actualmente dos barcos logísticos para el país


Ferrol

Cuando se cumplen 12 años del inicio de la relación entre Navantia y la Armada de Australia, la Defensa de las Antípodas ha refrendado el trabajo realizado por los astilleros públicos españoles, al encargarles el mantenimiento de todos los barcos construidos para ese país. De esas tareas se ocupará su filial, Navantia Australia, cuyo presidente, Warren King, ha firmado un acuerdo estratégico con la Commonwealth del país, que «refuerza la relación entre ambos firmantes y proporciona el marco de colaboración que asegure que todos los buques actuales y futuros, diseñados por Navantia y en servicio en la Marina Australiana están correctamente mantenidos durante toda su vida operativa».

En concreto, Navantia se ha ocupado del diseño y la gestión del programa de construcción -en Adelaide- de tres destructores de la clase Hobart, basados en las F-100 españolas, y de la fabricación en Ferrol de dos megabuques siguiendo el patrón del Juan Carlos I, y actualmente de dos logísticos como el Cantabria, también en la factoría ferrolana. Además, en el astillero de San Fernando (Cádiz) fueron construidas 12 lanchas de desembarco que portan los megabuques Canberra y Adelaide.

El nuevo acuerdo ha sido firmado en Sídney, a bordo del destructor HMAS Hobart, por el Vicealmirante Michael Noonan, jefe de la Marina Australia, y el presidente de Navantia Australia, Warren King. Susana de Sarriá Sopeña, presidenta de Navantia, y el secretario adjunto de Construcción Naval, Tony Dalton, son también firmantes del acuerdo, de forma no presencial.

Susana de Sarriá puso en valor el «hito» que supone en la relación entre ambos países el nuevo encargo realizado por la Defensa de las antípodas. «Este acuerdo reconoce la importancia de Navantia Australia en el panorama de industrias críticas para la defensa y es también una prueba de la apuesta por la internacionalización de la empresa, en la que Australia figura como uno de los mercados estratégicos para la compañía», subrayó.

Warren King incidió en el importante censo de buques de cuyo mantenimiento se ocupará la firma, y afirmó que la alianza «abre un importante futuro en el desarrollo de las operaciones actuales y nuevas soluciones apoyadas en tecnologías digitales».

La empresa española había redoblado la apuesta en las antípodas debido a las expectativas que se generaron en el país con un concurso para la construcción de nueve fragatas para su Armada. Abrió en el 2012 una filial en ese territorio. Finalmente, el encargo se lo llevó la británica BAE Systems, pero el acuerdo recién firmado con Navantia refrenda que los astilleros públicos españoles aún tienen mucho que decir en la industria de la Defensa australiana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Navantia se ocupará del mantenimiento de las 12 lanchas y los siete buques construidos para Australia