Dos de cada diez empleos perdidos en el confinamiento ya se han recuperado

La Seguridad Social ganó en mayo 188.000 cotizantes, 9.700 de ellos en Galicia


Redacción / La Voz

La desescalada llegó en mayo también al mercado laboral. La relajación del confinamiento y el reinicio de la actividad económica en sectores como la hostelería o el comercio permitió un rebote del empleo, que se tradujo en la creación de 187.800 puestos de trabajo. La Seguridad Social recupera así dos de cada diez cotizantes perdidos en el mes y medio anterior, desde que a mediados de marzo se decretase el estado de alarma. El saldo de empleos destruidos por la pandemia, de casi 950.00 entre marzo y abril, se reduce ahora a 760.000.

Un inicio de recuperación que se asienta en el fuerte repunte de la ocupación en sectores como la construcción, la hostelería o el sector primario (el único en el que hay más trabajadores que al inicio de la pandemia), pero que no cuenta con el motor de las contrataciones para el inicio de la campaña turística estival, por lo que los datos no son tan positivos como en mayos de años anteriores. Ese crecimiento del ladrillo, la industria o la agricultura condiciona el perfil de los nuevos cotizantes, que son en su mayoría hombres (142.000, tres de cada cuatro altas) y temporales.

Si se atiende a la evolución por territorios, aunque la recuperación del mercado laboral es generalizada en todas las comunidades, es especialmente intensa en aquellas con una economía menos dinámica y más vinculada a sectores tradicionales, como Extremadura, Castilla-La Mancha o Aragón, mientras que es muy inferior a la media en las más dinámicas, como Madrid, Navarra o el País Vasco. En el caso de Galicia, en mayo se crearon 9.688 puestos de trabajo, lo que supone un alza del 1 %, en el promedio estatal, con lo que se habrían recuperado ya uno de cada siete cotizantes perdidos en el mes y medio anterior.

Más de la mitad de esos puestos en la comunidad se concentran en la provincia de Pontevedra, con 5.180 nuevos ocupados, frente a los 2.900 de A Coruña, los más de 900 en Lugo y los casi 700 de Ourense.

Además de permitir la firma de nuevos contratos, la reactivación económica ha supuesto el rescate de 387.000 asalariados incluidos en un ERTE, que volvieron al trabajo el mes pasado. De estos, casi 29.400 son gallegos. En la comunidad quedaban al cierre de mayo 135.600 afectados por un ajuste laboral, bien de suspensión de contrato, bien de reducción de jornada, frente a los 165.000 de finales de mayo. En el conjunto del país, donde el pico de los ERTE se alcanzó el 1 de mayo, con algo menos de 3,4 millones de trabajadores regulados, la cifra no llegaba ya a los tres millones el último día de mayo. La recuperación de trabajadores ha continuado en el arranque de junio, según reveló ayer el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, que informó de que la cifra de afectados se redujo el lunes en otros 88.000, por lo que el total de rescatados supera ya los 475.000. Además, la afiliación creció en otras 14.300 personas en el primer día hábil del mes.

El paro aún crece

Menos positivos queatos de afiliación son los del paro registrado, que siguió aumentando en mayo. los dLo hizo en 26.573 personas, casi un 0,7 %, lo que eleva el total de desempleados inscritos en las oficinas del Servicio Público de Empleo a 3,85 millones. Una subida, eso sí, más modesta que en meses anteriores, cuando se anotaron casi 600.000 personas, y que se debe al descenso de demandantes de empleo en la construcción y la industria.

En Galicia, en contraste con la tendencia general en el resto del país, el número de inscritos en las oficinas del SEPE se redujo en 547 personas.

Las peluquerías lideran la recuperación

Era uno de los momentos más esperados tras el confinamiento. Pocos fueron los que no apuraron a pedir cita en su peluquería para un corte de pelo o un tinte nada más levantarse las restricciones. Y eso se nota hasta en las estadísticas de empleo, en las que el sector de los servicios personales (en los que además de peluquerías o centros de estética también están incluidas las tintorerías, los tanatorios y algunas actividades de mantenimiento físico) lidera la recuperación laboral, con el rescate de casi un tercio de los trabajadores que estaban en ERTE.

Si se atiende a la contratación, el sector más pujante es el de las ETT, que vuelve a poner a disposición de las empresas a miles de trabajadores temporales.

Si su número dos había destacado por la mañana la «rapidez de la recuperación» y se mostró confiado en que se produzca una «aceleración en la vuelta a la actividad», el ministro optó por la prudencia y prefirió no aventurar cuándo se podría recuperar el nivel de afiliación previo a la pandemia.

Sobre los efectos de esta, aseguró que a finales del mes pasado todavía quedaban unos 110.000 trabajadores de baja bien por estar enfermos por el covid-19, bien por estar en cuarentena tras haber tenido contacto con algún sospechoso. La cifra es menos de la mitad de las 246.000 prestaciones que la Seguridad Social llegó a pagar por este motivo en el pico de la pandemia, a principios de abril.

Prórroga del paro de autónomos

Sobre la prestación extraordinaria de cese de actividad de los autónomos (que ha llegado a casi 1,5 millones de trabajadores por cuenta propia, casi la mitad del total), Escrivá recordó que seguirán cobrándola hasta final de mes y abrió la puerta a prolongarla para ciertos sectores más allá del próximo 30 de junio, al igual que se está estudiando con los ERTE.

La nómina del desempleo supera ya los 5.100 millones al mes por los ERTE

L. Palacios

Casi seis millones de personas cobrarán hoy la prestación por desempleo, una cifra récord, igual que récord es la factura que deja en las arcas del Estado: 5.121 millones de euros de gasto, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Trabajo. Se trata de unas cifras históricas, que superan con creces todos los registros anteriores, incluidos los de la anterior crisis económica. El gasto (al que hay que añadir otros 401 millones por las cotizaciones de los trabajadores en ERTE que también asume el Estado) crece en 600 millones respecto a abril.

Concretamente, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) autorizó en mayo el abono de 5.988.572 prestaciones, de las cuales casi 792.000 se reconocieron el mes pasado. Son casi 3,7 millones de beneficiarios más que en febrero, antes de que estallara esta pandemia. En esta cifra están comprendidas todas las situaciones: los que ya cobraban el paro en marzo, esto es, esos casi dos millones de personas en paro estructural que aún arrastra el mercado laboral español, los nuevos desempleados que deja el virus y los afectados por un ERTE, incluidos aquí los que regresaron total o parcialmente a la actividad durante el mes de mayo.

Empleadas de hogar sin cobrar

Sin embargo, desde el sindicato CSIF aseguraron ayer que quedan aún «miles de expedientes» por resolver, a los que se suma la nueva prestación para empleadas del hogar por falta de actividad y las prestaciones individuales ordinarias. El propio secretario de Estado de Trabajo, Joaquín Pérez Rey, reconoció que «la mayoría» de las trabajadoras domésticas no han cobrado todavía la ayuda creada para este colectivo, pese a que hasta ayer había ya 27.815 solicitudes.

El subsidio para estas empleadas, cuyo importe equivale al 70 % de su base reguladora, es compatible con otras actividades siempre que no se supere el salario mínimo interprofesional (950 euros mensuales) y se cobrará durante todo el tiempo que dure la medida.

En mayo había 374.675 personas afiliadas al sistema especial de empleadas del hogar, unas 20.000 menos que en febrero.

El número dos de Trabajo también señaló que se han solicitado 4.911 subsidios extraordinarios para temporales —otra medida aprobada en el marco de esta crisis— que sí están pagándose ya.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Dos de cada diez empleos perdidos en el confinamiento ya se han recuperado