El Gobierno subcontrata a Tragsa para aliviar el atasco en los ERTE y tramitar el ingreso mínimo

Redacción LA VOZ

ECONOMÍA

Miguel Villar

La Seguridad Social espera una avalancha de solicitudes para la nueva ayuda a partir del 15 de junio

31 may 2020 . Actualizado a las 17:53 h.

Ante el atasco en la tramitación de las prestaciones por desempleo derivadas de los ERTE y el que se intuye que se producirá cuando se abra el plazo para solicitar el ingreso mínimo vital, el Gobierno ha decidido recurrir a Tragsa (empresa participada en un 51 % por el hólding público SEPI) para agilizar la resolución de expedientes.

Así, la subsecretaría del Ministerio de Trabajo ha formalizado un contrato con Tragsatec, filial del grupo Tragsa, un contrato valorado en casi 140.000 euros para realizar tareas de apoyo para tramitar los expedientes de regulación temporal de empleo por el coronavirus, tal y como recogía este fin de semana el Boletín Oficial del Estado.

En el caso del ingreso mínimo, todo indica que Tragsa será también la elegida para aliviar la tramitación. Fuentes del Gobierno han reconocido ya que en una primera fase puede ser necesario recurrir a «ayuda externa» para evitar un colapso en la Seguridad Social, que también se intentará evitar estableciendo un período de tres meses (15 de junio a 15 de septiembre) en los que se podrá pedir la ayuda con carácter retroactivo desde el 1 de junio. Tal y como avanzó El Independiente, Tragsa publicó en días pasados ofertas de empleo para este servicio, aunque ahora ya no aparecen en su web porque ya se habría cerrado la selección de personal.