El Gobierno pacta con EH Bildu derogar rápido la reforma laboral y el PSOE rectifica a última hora de la noche

Aunque el texto inicial planteaba que la derogación iba a ser completa, los socialistas explicaban casi a medianoche que este punto del acuerdo quedaba anulado

P. V.
Redacción / La Voz

El Gobierno ha acordado con EH Bildu derogar la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP de manera urgente, aunque, a diferencia de lo que había anunciado horas antes la formación abertzale, no se hará de forma íntegra. El PSOE ha esperado a última hora del día, casi medianoche, para matizar el compromiso del Gobierno de coalición con los independentistas a través de una nota aclaratoria, que cambia sustancialmente el primer punto del acuerdo.

Según ha aclarado el PSOE, lo que se derogará con carácter urgente será la posibilidad de despido por absentismo causado por bajas por enfermedad; las limitaciones al ámbito temporal del convenio colectivo, que seguirá de este modo vigente hasta la negociación de uno nuevo, y dejará sin efecto también la prioridad de los convenios de empresa sobre los convenios sectoriales.

El acuerdo para el Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos dado a conocer solo unas horas antes por EH Bildu, y que los abertzales habían puesto como condición para su abstención en la votación de la prórroga al estado de alarma, hablaba de derogar «de manera íntegra» la reforma laboral del PP. No solo eso. También especificaba que esta derogación se haría antes de la finalización de las medidas laborales y económicas extraordinarias puestas en marcha por la crisis del covid-19.

Así lo había anunciado a última hora del miércoles vía Twitter, la diputada y portavoz parlamentaria de EH Bildu Mertxe Aizpurua, adjuntando el documento del «acuerdo político» que rubricó con los portavoces del PSOE y Unidas Podemos en el Congreso, Adriana Lastra y Pablo Echenique.

El PSOE ha dicho que se mantienen los otros puntos del acuerdo, como el compromiso de que las entidades locales, forales y autonómicas dispongan de «mayor capacidad de gasto en políticas públicas destinadas a paliar los efectos sociales de la crisis», así como que los gastos en políticas sociales de las entidades locales sean exceptuados del cómputo de la regla de gasto y que la capacidad de endeudamiento de País Vasco y Navarra se establezca exclusivamente en función de sus situaciones financieras.

Victoria «sin órdagos»

Aizpurua señalaba en las redes sociales lo que ya había avanzado a lo largo de la jornada en el hemiciclo: que su formación había «dialogado, debatido y acordado» y que lo había hecho «con discreción, sin órdagos públicos ni declaraciones en forma de ultimátum». «El acuerdo alcanzado hoy es una buena noticia para los trabajadores y trabajadoras del conjunto del Estado», subrayó, calificando de «pequeña victoria» no solo de EH Bildu, «sino de todos los agentes sociales, sindicatos y formaciones que tanto hemos luchado para acabar con esta reforma laboral tan injusta para los trabajadores y tan beneficiosa para la patronal».

Sin embargo, aunque el compromiso es un clavo más en el ataúd de la reforma del PP, que se suma al del pacto de legislatura que en el mismo sentido alcanzaron PSOE y Unidas Podemos, puede quedar en una mera declaración de intenciones ante una aritmética parlamentaria adversa. De hecho, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ayer aseguró en el Congreso que su «compromiso de investidura» de derogarla permanece «indeleble», puso la pelota en el tejado del resto de grupos, asegurando que esperaba poder lograr «un gran acuerdo» de fuerzas «progresistas», una vez se supere la crisis sanitaria.

Aizpurua insistió en las redes sociales en que ocho años de reforma habían tenido consecuencias «devastadoras» y que su derogación total supondrá «un pequeño alivio a los miedos e incertidumbres de las miles de personas y familias que a día de hoy temen más que nunca por su empleo y su futuro».

El acuerdo incluye también la flexibilización de la regla de gasto para las entidades locales, forales y autonómicas, y que la capacidad de endeudamiento del País Vasco y de Navarra «se establecerá solo en función de sus respectivas situaciones financieras».

Protestas de Álvarez de Toledo

La reacción del PP fue automática. «Sánchez le ha entregado a Bildu la derogación íntegra de la reforma laboral a cambio de su abstención», aseguró también en Twitter la portavoz parlamentaria del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, que aprovechó para cargar contra Cs por apoyar la prórroga «tramposa y lesiva» del estado de alarma.

El Gobierno salva la quinta prórroga del estado de alarma gracias al apoyo de Cs y PNV

Fran Balado
Pedro Sánchez, con mascarilla
Pedro Sánchez, con mascarilla

Varios de los socios que hicieron posible la investidura de Sánchez le reprochan al presidente del Gobierno su acercamiento a la formación naranja. ERC y Compromís votaron en contra de la extensión del estado de alarma hasta el 7 de junio

El Gobierno ha logrado el visto bueno del Congreso para prorrogar el estado de alarma hasta el 7 de junio gracias al decisivo respaldo de Ciudadanos, pero a su vez asiste a los primeros indicios de un posible desmoronamiento del llamado bloque de investidura. Su pérdida de apoyos en la Cámara continúa, como se evidenció en el resultado final de la votación de este miércoles, más ajustado que nunca. De ahí la voluntad inicial del Gobierno de prorrogar la alarma para algo más de un mes, hasta que concluya el proceso de desescalada, y evitar así la erosión de un nuevo debate. Sin embargo, las reticencias de Cs, que en dos semanas buscará volver a poner en valor sus diez escaños, motivaron que el Gobierno tuviese que conformarse con un plazo más corto. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

El Gobierno pacta con EH Bildu derogar rápido la reforma laboral y el PSOE rectifica a última hora de la noche