La petrolera gala Total releva a la lusa EDP como cuarta eléctrica de España

F. Fernández LA VOZ

ECONOMÍA

La central de carbón de Aboño, en Asturias, seguirá en manos de EDP
La central de carbón de Aboño, en Asturias, seguirá en manos de EDP PACO RODRÍGUEZ

El grupo francés compra por 515 millones buena parte de los activos de la portuguesa

18 may 2020 . Actualizado a las 20:07 h.

Otra gran petrolera aterriza en el mercado eléctrico. Además de Repsol y de Cepsa, ahora es la francesa Total la que se lanza al negocio de la comercialización de kilovatios hora. Pero no parte de cero, sino que lo hace tras comprarle a la lusa EDP buena parte de sus activos a cambio de 515 millones de euros. Gracias a eso, la compañía se convierte en la cuarta eléctrica de España por puntos de suministro. Concretamente, Total se queda con los clientes domésticos de la portuguesa: 1,2 millones en el mercado libre, aunque en suma gestionará 2,5 millones de contratos (incluyendo los de gas y otros de servicios), según EDP.

También le vende su participación del 50 % en CHC (heredera de la asturiana Hidrocantábrico), que comparte con Cide, una asociación de pequeñas distribuidoras y productoras. CHC posee 400.000 clientes, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Aunque Cide tiene opción preferente de compra, algo que tendrá que decidir todavía.

Además de comercializar energía eléctrica (y también gas), Total se introduce en el negocio de la generación de electricidad con la compra de la central de ciclo combinado (dos grupos de 843 megavatios que funcionan con gas natural) de EDP en Navarra.

La eléctrica lusa mantiene su cartera de grandes clientes: 10.000 puntos de suministro, según Cinco Días. Además de las centrales de carbón de Aboño y Soto de Ribera (Asturias) y varias hidráulicas, también en el Principado.

EDP se queda también sus parques eólicos. En Galicia, de hecho, es una de las principales compañías con ocho instalaciones y 253 megavatios. Es la quinta de la comunidad en potencia y la sexta en número de parques.

 La portuguesa mantiene su 15 % en la central nuclear de Trillo (Guadalajara) y la red de distribución, con 668.500 puntos mayoritariamente, en Asturias.

El grupo francés asume 280 trabajadores de EDP, sobre una plantilla total de 1.800.

La empresa portuguesa está en manos de la eléctrica estatal China Three Gorges Corporation. La venta de estos activos forma parte del plan estratégico 2019-2022, presentado hace un año. En diciembre pasado ya se desprendió de seis centrales hidráulicas en Portugal.

EDP asegura que «seguirá invirtiendo en una transición justa que incluye desarrollos de nuevas plantas renovables». También tiene en marcha un proyecto para transformar uno de los grupos de la central de carbón de Aboño para quemar gases de acería (de Arcelor Mittal) como fuente de generación eléctrica y sustituir el mineral.