La oficina bancaria llega a los hogares, a través del móvil, para proteger a clientes y empleados

La necesidad de extender las medidas de distanciamiento social presenta oportunidades gracias a las tecnologías


La pandemia del covid-19 ha supuesto una completa revolución en la manera en que interactuábamos con personas y empresas en nuestro día a día. Y esto se traduce en que el camino hasta llegar a la normalidad va a requerir que desarrollemos maneras distintas de relacionarnos.

Los bancos no son una excepción y por eso han sido uno de los sectores que ha liderado estos cambios, en unas semanas marcadas por la distancia social y la reducción drástica de las actividades más habituales. Durante este tiempo, Abanca ha trabajado a contrarreloj para mantener su operativa habitual y para dar respuesta a las nuevas necesidades. El crédito es una de las grandes demandas de los clientes y la entidad financiera ha redoblado sus esfuerzos para acelerar la concesión de las operaciones.

Conjugar las nuevas exigencias en materia sanitaria con la celeridad que exige la situación económica ha sido posible gracias a la plataforma de contratación a distancia del banco, Firma Abanca. Lanzada en las primeras semanas de esta crisis, permite tramitar y formalizar la contratación de prácticamente cualquier producto o servicio del banco.

Con el foco puesto en crédito

El crédito concentra la mayor parte de las tramitaciones que Abanca ha venido realizando hasta ahora a través de este canal. En términos globales, las contrataciones a distancia de productos de financiación han superado durante este proceso a aquellas que han optado por una modalidad presencial.

Un porcentaje importante de las líneas de financiación oficial covid-19 impulsadas por el ICO para autónomos, pymes y empresas que el banco ha tramitado han optado por esta modalidad. Una vez declarado el estado de alarma, Firma Abanca ha permitido dar oxígeno a negocios y empresas que se vieron abocadas al cierre o redujeron en gran medida su actividad, sin ello relajar las medidas de confinamiento o distanciamiento social requeridas.

Pero más allá de estas operaciones extraordinarias, son muchas las empresas que han contratado otros productos de financiación destinados a fines distintos o incluso han renovado otros de los que ya disponían para mantener la actividad, como pólizas de crédito o líneas de descuento.

Esta operativa de contratación completa también ha servido para atender a las necesidades de las familias. Además de los productos habituales de financiación, las demandas de este segmento han crecido tanto en la formalización de nuevos seguros como en la contratación de la Tarifa Plana de Abanca Seguros, que permite agrupar y fraccionar pagos. Todo ello sin olvidar los trámites necesarios para acceder tanto a la moratoria hipotecaria como a la financiera impulsada por el banco.

Contratación ágil a distancia

Esta modalidad de contratación reúne las más altas exigencias para cumplir con todos los protocolos de seguridad del banco. Una vez iniciada la tramitación a distancia, los clientes mantienen una comunicación fluida con su gestor habitual. Los usuarios reciben un mensaje emergente desde su banca móvil y, tras identificarse con su PIN, su huella o su rostro, pueden aportar la documentación necesaria para completar el paso o formalizar la contratación.

Los clientes pueden realizar estas gestiones cuando estimen y sin acercarse a una oficina para garantizar la máxima seguridad. Este aspecto es especialmente importante para los casos en los que se requiera que firmen una o más personas, como habitualmente ocurre en las empresas. De esta manera, y con la máxima flexibilidad, cada apoderado firma cuando y donde quiere.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

La oficina bancaria llega a los hogares, a través del móvil, para proteger a clientes y empleados