La prohibición de rebajas incendia el comercio

Cargan contra el Gobierno por dar libertad de ofertas «on-line» para evitar aglomeraciones

«Si lo que quieren es que cerremos, que lo digan y no anden con rodeos». La frase es de José Antonio Conde, el presidente de la patronal gallega del textil (Cointega) que este martes reconocía su sorpresa por la medida publicada el pasado sábado en el BOE que prohíbe las rebajas para evitar aglomeraciones y que había pasado desapercibida en medio de la farragosa maraña de nuevas reglamentaciones vinculadas a los cambios de fase del actual estado de alarma.

Según el BOE (Restricción a las acciones comerciales con resultado de aglomeraciones), «los establecimientos no podrán anunciar ni llevar a cabo acciones comerciales que puedan dar lugar a aglomeraciones de público, tanto dentro del establecimiento comercial como en sus inmediaciones».

Desde el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo explican que «no hay que interpretar lo establecido en el BOE el sentido de que lo que se restringe y por tanto se prohíbe son las rebajas o promociones en sí mismas». Aclaran que ello requeriría una modificación de la Ley de Ordenación del Comercio Minorista y eso no se ha producido. «Se trata de una medida que tiene como finalidad evitar las posibles aglomeraciones provocadas por acciones comerciales», insiste, aunque esta explicación no figura por escrito.

El secretario general de Cointega, Alberto Rocha, tras analizar la disposición, concluye que «hay que interpretar dicha norma en el sentido de que lo que se prohíbe son las aglomeraciones y no la posibilidad de hacer rebajas y promociones en establecimientos físicos».

Pero a los comerciantes les parece que se trata de una medida confusa, incoherente y discriminatoria. La Confederación Española de Comercio (CEC) considera que fundamentar esta medida en el hecho de evitar posibles aglomeraciones «carece de sentido cuando ya hay establecidas limitaciones de aforo en los locales comerciales para las distintas fases, encaminadas a garantizar la seguridad de comerciantes y consumidores».

La patronal del comercio califica de «especialmente sangrante» que esta limitación solo afecte a las promociones en venta física, «lo que generaría una disfunción de precios en los canales de venta on line y off line, y pondría en clara desventaja competitiva, y en un momento tan crítico, al pequeño comercio».

Eduardo Zamácola (Acotex): «Lo hemos tenido que descubrir en el BOE y nos parece una barbaridad» 

La patronal española del comercio textil no ha tardado en reaccionar. «Lo Hemos tenido que descubrir, el Gobierno no nos ha llamado para discutir estos temas ni avisarnos», explica Eduardo Zamácola, presidente de Acotex. «Nos lo hemos encontrado en el BOE y nos parece una barbaridad», añade. «Estuvimos hablando con el ministerio y le pedimos una explicación; nos dijeron que se pueden hacer ofertas y rebajas pero hay que evitar aglomeraciones», revela. «No me cabe la menor duda de que saldrá una nota aclarando que se puede hacer promociones, pero está tardando».

José Antonio Conde (Cointega): «No puedes tener un precio en tienda y otro en on-line, eso es no tener ni idea» 

José Antonio Conde, es el presidente de Cointega, la patronal gallega del textil, y propietario de la cadena Alba Conde, que vende en tienda física y on-line. Su postura es crítica por la falta de conocimiento del sector. «Yo tengo que tener el mismo precio en tienda que en el on-line, porque si no es un agravio para el que va a la tienda», explica. «Poner el producto más barato en el canal on-line es como decirle al cliente que no vaya a la tienda. ¿Qué queremos? ¿Cerrar las tiendas? Es una barbaridad», afirma Conde, que lamenta la confusión que se crea al consumidor».

José María Seijas (Federación Galega de Comercio): «Mientras tanto, las grandes plataformas de Internet hacen lo que les da la gana» 

El presidente de las Federación Galega de Comercio, José María Seijas, como voz autorizada del pequeño comercio afirma que «no tiene sentido que se permitan rebajas on-line mientras se vetan en tiendas para evitar aglomeraciones, ya que eso supone beneficiar a las grandes plataformas». «De qué vale que los comerciantes no puedan promocionar descuentos mientras cadenas en Internet hacen lo que les dé la gana», pregunta Seijas. «Si se permiten rebajas a las cadenas grande, cómo va dar salida el pequeño comercio a todo el género que no ha vendido», denuncia.

Eduardo Abad (Upta): «Las promociones «on-line» significan una tragedia para miles de comercios» 

Eduardo Abad, secretario general de la organización de autónomos Upta critica que la disposición que aparece en el BOE es poco concreto. «Las rebajas online dejan en una situación desventaja a los pequeños comercios», afirma. Según Abad, «Mantener las promociones, aunque sean online significarían una auténtica tragedia para miles de pequeños comercios». Por este motivo, esta organización de autónomos se ha dirigido al Gobierno «para reclamar un tope temporal y definir las fechas de esta decisión, no solo por motivos sanitarios, sino también económicos».

Las ventas de moda en España se desploman un 85 %

La tensión generada por la prohibición de las rebajas se explica en gran medida por la situación de extrema dificultad que atraviesa el sector, y que se reflejan en el desplome del mercado.

Las ventas del textil (calzado, moda y complementos) se desplomaron un 80,5 % en abril, encadenando cuatro meses de caídas, debido al cierre total de las tiendas por el estado de alarma decretado en España para frenar la expansión del coronavirus, según los datos ofrecidos por la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex).

La nueva situación ha propiciado cambios en la lista de prioridades de la población, dejando la moda en posiciones poco destacadas y reduciendo las compras on line a cifras residuales. Dice el sector que los ciudadanos no están todavía con ánimo de comprar ropa. «El comercio textil y complementos se encuentra en una situación muy delicada siendo necesarias medidas urgentes y específicas para el sector», dicen. Todas las tiendas han estado cerradas, los ingresos han sido nulos y las moratorias en los impuestos, tasas, tributos o en las cuotas de la seguridad social son del todo insuficientes. Acotex asegura que es necesario la condonación de los mismos.

«El sector necesita liquidez y no más endeudamiento. Además, requiere también una solución para el pago de los alquileres comerciales a los que no puede hacer frente mientras los establecimientos permanezcan cerrados. Asimismo, es esencial flexibilizar y extender los ERTE como mínimo hasta finde año ya que estimamos unas caída de las ventas del -50% para el 2020», sostiene la patronal del sector.

La moda y los concesionarios abren en ERTE

m. sío dopeso

Negocios a medio gas y descuentos en todo el «stock» marcan el arranque comercial de la fase 1

«Había muchas ganas de abrir, y poder hacerlo ya es una victoria moral. Ahora hay que vender», afirmaba este lunes el directivo de un grupo gallego de concesionarios.

Aunque todos los establecimientos tienen más de 400 metros cuadrados, el salvoconducto recogido en el BOE para las comunidades en fase 1 ha permitido que los 100 concesionarios gallegos volvieran a la actividad, aunque de momento solo con la mitad de los 6.500 trabajadores en nómina. El otro 50 % seguirán en ERTE hasta que la evolución del mercado lo requiera.

La primera jornada tuvo un marcado carácter administrativo. «Se han hecho llamadas a los clientes que compraron un coche en marzo y no habían podido recogerlo; y se han retomado operaciones de financiación que quedaron interrumpidas», explica el sector gallego, que por ahora verá limitada su actividad a los clientes que acudan con cita previa. «No hemos hecho ventas. No contábamos con ello, pero sí hemos tenido llamadas preguntando si estamos abiertos», afirman estas fuentes, que cifran en más de un 25 % el descuento mínimo que se van a encontrar quienes acudan a comprar coche, siempre que el modelo elegido sea uno de los más de 10.000 que tienen en stock los concesionarios gallegos.

Seguir leyendo

Votación
11 votos
Comentarios

La prohibición de rebajas incendia el comercio