Iberia anuncia ajustes de plantilla para adaptarse a la baja demanda que tendrá durante dos años

El grupo IAG perdió 1.860 millones de euros en el primer trimestre y no prevé recuperar sus resultados previos a la crisis del coronavirus hasta, al menos, 2023


Madrid / Colpisa

Iberia deberá «ajustar la plantilla» a la capacidad de los vuelos, que se prevé que sea del 50 %, además de la demanda, que debido al cierre de fronteras derivada de la crisis del coronavirus se prevé que se reduzca significativamente este año y el que viene. Así lo ha confirmado este jueves el presidente de la aerolínea y próximo consejero delegado de IAG, Luis Gallego, en una rueda de prensa tras la presentación de resultados de la matriz.

No solo será Iberia. La compañía española Vueling, también perteneciente al grupo IAG, deberá adaptar sus costes fijos, entre ellos el de la plantilla, al nuevo contexto. Y aunque Gallego no dio datos concreto de cómo será esta reducción, anunció que se abrirán negociaciones con los sindicatos para «garantizar la supervivencia de la empresa». British Airways ya anunció hace unos días que prescindirá de 12.000 empleados, casi el 30 % de su plantilla total. Además, Iberia y Vueling comunicaron el pasado viernes su petición de un crédito de 1.000 millones de euros avalados por el ICO con el objetivo de mantener el negocio.

«Veremos cuándo llegamos a una recuperación de la demanda, pero será largo y nuestra estimación marca el año 2023», reconoció el presidente de Iberia. Por el momento, la aerolínea ha aplicado un ERTE a su plantilla, que cuenta con 17.000 empleados, y Gallego abre la puerta a la negociación de recortes laborales tras el estado de alarma.

A nivel de grupo, la compañía ha cerrado el primer trimestre con pérdidas de 1.860 millones de euros, frente al beneficio de 135 millones del mismo periodo del 2019, según los resultados comunicados por IAG a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La crisis del coronavirus ha sido la razón fundamental de este desplome por el cierre de fronteras y la prohibición a viajar, pero también se ha sumado un cargo excepcional de 1.325 millones relacionado con las coberturas de combustible y tipos de cambio, informa la compañía.

En un comunicado, el actual consejero delegado del grupo, Willie Walsh, apunta a que la mayor parte de las pérdidas del trimestre se dieron en las dos últimas semanas, coincidiendo con el estallido de la crisis sanitaria en Europa.

Menos aviones

Aunque aún es pronto para saber cuándo podrán volver a operar, IAG anunció que está planificando un «retorno» a sus operaciones en el mes de julio «como muy pronto», pero todo depende del levantamiento de las medidas de confinamiento de los distintos países y las restricciones a viajar entre ellos. La compañía está trabajando con varios organismos reguladores consideran que los cambios en la normativa permitirán una vuelta al servicio «de manera segura y organizada», añade Walsh.

Para reducir costes fijos, el grupo aéreo no solo está pensando en reducir plantilla en sus diferentes empresas, sino que está tomando medidas para flexibilizar su flota de aviones, muy superior a la demanda actual y que se prevé que exista en el próximo año. Por ello, IAG está negociando con los fabricantes de aviones más importantes (Airbus y Boeing) para aplazar la entrega de aviones del 2020 al 2023. Además, el grupo ha renunciado a sus naves en alquiler tras la finalización del contrato Luis Gallego, CEO el 24 de septiembre El español y actual presidente de Iberia, Luis Gallego, sucederá a Willie Walsh como consejero delegado (CEO) del grupo IAG el próximo 24 de septiembre, según confirmó la compañía a la CNMV. Y es que aunque su nombramiento estaba previsto para el 26 de marzo, la crisis del coronavirus hizo posponer los planes y aún no se conocía la fecha de su nombramiento.

Es posible que el grupo haga coincidir la fecha con los ascensos de Javier Sánchez Prieto como líder de Iberia y Marco Sansavini, para Vueling, cuyos nombres también estaban confirmados en el mes de marzo.

Uno de los anuncios de Gallego durante su comparecencia es que la operación de compra de Air Europa por parte de Iberia «sigue teniendo sentido estratégico, es positiva para el 'hub' de Madrid y el acuerdo está en vigor». Todo después de que varias voces apuntaran a que el acuerdo estaba en punto muerto dada la debilidad de la compañía tras esta crisis. Sin embargo, Gallego no confirmó que la operación siga teniendo el valor de entonces, cuando en octubre se negoció la compra por 1.000 millones de euros.

Air France-KLM pierde 1.800 millones

Todas las aerolíneas están pasando apuros. Por parte del grupoAir France-KLM, anunciaron que la recuperación tardará «varios años» en producirse. Este jueves comunicó unas pérdidas de 1.801 millones en el primer trimestre, un 82 % más que las del mismo periodo del 2019 ante el «fuerte impacto» del coronavirus por las restricciones de movimiento.

El grupo de aerolíneas franco-alemán asegura que sus resultados también se vieron lastrados por elementos excepcionales ligados al coronavirus, como el impacto de 455 millones de los contratos de cobertura de combustible y la depreciación de ocho aviones Boeing 747 y del Airbus 380.

Para paliar el impacto en sus cuentas, han recibido 7.000 millones de euros de un rescate auspiciado por el gobierno francés, al tiempo que continúa en negociaciones con el holandés para afrontar la crisis.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Iberia anuncia ajustes de plantilla para adaptarse a la baja demanda que tendrá durante dos años