Nissan paraliza su planta de Barcelona por falta de piezas

El paro es consecuencia directa de la huelga en la planta que la empresa tiene en Montcada i Reixac, que permanece en huelga desde el lunes


Nissan paralizará este miércoles la producción de la planta de la Zona Franca de Barcelona, que reanudó el lunes la actividad solo para atender un pedido de pick up para Mercedes. La razón de esta paralización, aseguran, es que se han quedado sin piezas para poder seguir trabajando. El paro es consecuencia directa de la huelga en la planta de Nissan en Montcada i Reixac (Barcelona), parada completamente desde el lunes, lo que ha dejado sin piezas a la Zona Franca, han precisado las mismas fuentes.

Los comités de Nissan en Barcelona habían convocado desde el 4 de mayo una huelga indefinida en las plantas catalanas para exigir un plan industrial que garantice el futuro de la compañía en Cataluña.

Según explicaron desde CC. OO., desde el lunes han trabajado en la planta de la Zona Franca un millar de trabajadores en varios turnos simplemente para tratar de completar el pedido de pick up para Mercedes, que debe estar listo a finales de mayo. Desde el lunes se han producido un centenar de unidades de las 1.800 encargadas por Mercedes gracias al «stock» de piezas que había en la planta.

Sin embargo, la parálisis del centro de estampación de Montcada, que produce partes del exterior del coche, como el capó o el portón delantero, ha dejado sin suministros a Zona Franca, lo que obligará a paralizar la producción a partir de la tarde del miércoles. 

Así pues, tanto el jueves como el viernes los trabajadores disfrutarán de días de permiso retribuido, según ha confirmado la empresa, que ha precisado que desde el 4 de mayo la línea 2, la que produce la pick up, trabajó «con normalidad», pero que ahora hay que interrumpir la producción por falta de suministros.

Ahora mismo es una incertidumbre cuándo se podrá reanudar la producción y los sindicatos esperan que a partir del lunes se vuelva a entrar en el ERTE de fuerza mayor pactado para la planta de la Zona Franca. También estaba convocada a la huelga la planta de Sant Andreu de la Barca, que produce bastidores y suspensiones.

La huelga indefinida convocada por los comités de Nissan en Barcelona es un intento de presionar a la multinacional nipona para que aclare cuanto antes qué planes de futuro tiene para sus centros en Cataluña, en especial para la planta de la Zona Franca. En este sentido, los sindicatos esperan con atención el 28 de mayo, cuando Nissan presentará en Japón sus resultados, ya que se prevé que esa cita sirva para aclarar el futuro de la planta catalana, que desde hace tiempo trabaja a niveles muy bajos de actividad, lo que ha alimentado el miedo a un cierre de las instalaciones.

Los sindicatos aseguran que la dirección local en Nissan apenas facilita información y que todo el mundo está a la espera de la decisión que tome la multinacional, y alertan de que están en riesgo más de 3.000 puestos de trabajo directos y 20.000 indirectos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Nissan paraliza su planta de Barcelona por falta de piezas