Los ERTE y las ayudas de autónomos sostienen 235.000 empleos en Galicia

Récord de prestaciones por paro: el SEPE abonó este mes 5,2 millones de nóminas


Redacción / La Voz

El primer golpe fue seco y directo al eslabón más débil del mercado laboral, lo que propició la pérdida de casi 900.000 empleos en la segunda quincena de marzo, tras la declaración del estado de alarma y el inicio del confinamiento. Pero la herida, por la que se desangraron los trabajadores más precarios (dos tercios de esos puestos perdidos en marzo eran temporales), parece haberse contenido. Al menos de momento. La Seguridad Social cerró abril con una caída de 49.074 cotizantes. Un mal dato, si se tiene en cuenta que se trata de un mes tradicionalmente bueno para el mercado de trabajo, por el efecto de la Semana Santa en las contrataciones (hay que remontarse al 2009, en lo peor de la crisis financiera, para encontrar otra caída de las afiliaciones en abril). Pero que no lo parece tanto cuando se compara con las dramáticas cifras del mes anterior.

De hecho, los registros de altas y bajas muestran que hasta el penúltimo día del mes el saldo era positivo y el signo solo cambió el jueves 30, fecha en la que, coincidiendo con el fin de muchos contratos temporales, se perdieron casi 104.000 puestos de trabajo, como se puede ver en el gráfico que acompaña esta información.

Una estabilización del mercado de trabajo que solo se entienden por el salvavidas desplegado en forma de expedientes de regulación temporal de empleo y ayudas a los autónomos. Porque, de los algo menos de 18,4 millones de cotizantes que mantiene la Seguridad Social (950.000 menos que antes de la declaración del estado de alarma), casi 3,4 millones son asalariados afectados por un ERTE (que siguen de alta porque sus contratos solo están suspendidos) y más de 1,1 millones son autónomos acogidos a la prestación extraordinaria por cese de actividad, que también computan aunque estén exonerados temporalmente de pagar la cuota.

En total, 4,5 millones de empleos, una cuarta parte del total, sostenidos por las ayudas del Estado. En Galicia, la proporción es casi idéntica, porque de los 969.784 cotizantes registrados a 30 de abril, eran casi 165.000 los afectados por un ERTE y unos 68.600 los autónomos a los que se les abona el paro, lo que supone en total casi 235.000 puestos de trabajo (un 24 % del total).

El gasto crece en 4.300 millones

Claro que el esfuerzo para frenar la sangría de despidos tiene un coste que, en el primer mes y medio de confinamiento, ha superado los 4.000 millones de euros. Y es que el aumento del desempleo, que en abril creció en casi 283.000 personas (el mayor incremento en este mes de toda la serie histórica, pese a ser ligeramente inferior a los 302.000 nuevos parados de marzo), unido al aluvión de peticiones de ERTE, provocó que el Servicio Público de Empleo abonase este mes casi 5,2 millones de prestaciones por desempleo, la cifra más alta de la historia. Y eso que el total de parados, 3,83 millones, está todavía lejos de los más de cinco millones que llegó a haber en los primeros meses del 2013.

En euros, eso ha supuesto un incremento del gasto en casi 3.000 millones, al pasar de los 1.470 millones desembolsados por subsidios de paro en abril del año pasado a los 4.512 del mes pasado. A esta cantidad hay que sumar los más de 1.300 millones que ha abonado la Seguridad Social a los autónomos en los dos primeros pagos de la prestación por cese de actividad.

El Gobierno fía a la voluntad de la banca el adelanto de las prestaciones pendientes

Pese al intenso ritmo de reconocimiento de prestaciones de desempleo, el Gobierno admitió ayer que parte de los afectados por un ERTE no han cobrado todavía la prestación correspondiente. El secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez, justificó la situación asegurando que son «muy pocos» expedientes y que en su mayoría entraron en el SEPE en los últimos días de abril, al tiempo que anunció que se agilizarán los trámites de reconocimiento para intentar que esta misma semana se aprueben los subsidios pendientes.

Para que no tengan que esperar un mes más para cobrar, el número dos de Trabajo explicó que están negociando con las entidades agrupadas en la CECA, la patronal de las antiguas cajas de ahorros, para que estas adelanten el dinero, que de forma ordinaria no se abonaría hasta el 10 de junio.

Escrivá apunta a un deshielo en mayo: 83.500 nuevos afiliados y 30.000 rescatados del ERTE

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, no solo da por estabilizado el mercado laboral, sino que cree que ya se ha iniciado una tímida recuperación hacia la normalidad. En ese sentido, avanzó que este lunes, primer día laborable de mayo, la Seguridad Social ganó 83.500 nuevos cotizantes, un rebote que atribuyó a la renovación de buena parte de los contratos destruidos del último día de abril.

Además, aseguró que ese mismo día las empresas rescataron del ERTE a 30.000 trabajadores para iniciar la reactivación de los negocios ante la desescalada.

No solo eso, sino que asegura que entre los sectores más castigados por las restricciones del estado de alarma, como la construcción o la hostelería, se está empezando a recuperar parte del empleo perdido. De hecho, en abril el ladrillo creó 27.000 puestos de trabajo y fueron otras actividades, como el comercio minorista o la educación, las que lideraron la caída de la afiliación, que sigue creciendo en el sector sanitario, como ya había ocurrido en marzo.

En Galicia se destruyeron 46.300 puestos de trabajo durante el confinamiento

En Galicia, abril cerró con 969.784 cotizantes a la Seguridad Social, lo que supone que el mes pasado se destruyeron 10.285 puestos de trabajo, según los datos facilitados por el Ministerio de Seguridad Social. La caída, ligeramente superior al 1 % es la segunda más alta en España, solo superada por Canarias (donde la afiliación se reduce en un 1,5 %) y casi multiplica por cuatro la bajada media en el conjunto del país, donde hay ya cinco comunidades (Andalucía, Aragón, Extremadura, Murcia y Baleares) que consiguieron crear empleo en pleno confinamiento.

En todo caso, la caída es sensiblemente inferior a la del mes anterior (en el que la afiliación se redujo un 3,5 %) y eso a pesar de que solo se firmaron 23.874 contratos en la comunidad, 60.000 menos que en abril del 2019.

En cualquier caso, si se amplía el foco y se analiza la evolución del mercado laboral desde el inicio de la crisis sanitaria, el comportamiento del empleo en Galicia es mejor que el promedio estatal, ya que los cerca de 46.300 puestos de trabajo perdidos suponen una caída del 4,5 %, cuatro décimas menos que en el conjunto de España.

La misma tendencia se repite en lo relativo al paro registrado, que el mes pasado creció en la comunidad en 17.148 personas, hasta un total de 191.629, lo que supone un alza del 9,8 %, dos puntos por encima del incremento estatal. Sin embargo, en la comparativa interanual el aumento es del 15 %, frente al 21 % en el conjunto del país.

Según las cifras que maneja la Delegación del Gobierno en Galicia, en total el mes pasado cobraron prestación por desempleo casi 272.250 gallegos (frente a los 104.024 de marzo), que percibieron más de 238,3 millones.

«Cuando mi jefe vuelva a abrir el bar, no nos va a necesitar a todos»

alejandro martínez

La viguesa Margarita del Olmo teme por su empleo, como otros miles de trabajadores

Margarita del Olmo teme por su empleo, de la misma forma que miles de compañeros de la hostelería. La reducción del aforo en los establecimientos limitará también el trabajo y la rentabilidad de los empresarios. «Somos seis empleados y cuando mi jefe vuelva a abrir, no nos va a necesitar a todos», afirma esta camarera de Vigo que lleva cuatro años trabajando en una cafetería del centro de la ciudad.

Su jefe pagó a sus empleados el 14 de marzo «y desde entonces no he vuelto a ver un euro», reconoce esta mujer de 52 años que lleva casi toda su vida trabajando en el mundo de la hostelería y que ahora barrunta un futuro «muy negro».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los ERTE y las ayudas de autónomos sostienen 235.000 empleos en Galicia