Francia rechaza el ERTE de Amazon, que tiene parados sus almacenes

Tras una sentencia, la compañía solo podía repartir en el país galo bienes considerados esenciales


Revés para Amazon. Las autoridades galas han rechazado la demanda de paro parcial (que sería el equivalente al ERTE español) que el gigante del comercio online hizo para sus trabajadores de los seis centros logísticos que tiene en el país. La demanda de Amazon llega después de que decidiera suspender su actividad el pasado 15 de abril por un proceso contencioso judicial que mantenía abiertos con algunos sindicatos.

La multinacional americana sufrió en las últimas semanas un doble revés judicial. El Tribunal de Apelación de Nanterre confirmaba el 24 de abril una decisión previa de otro tribunal que restringía el trabajo de la compañía a la recepción y envío de bienes esenciales. Ante esta decisión, Amazon decidió bajar la persiana de sus centros y paralizar la actividad.

Según explicó la empresa de Jeff Bezos, la decisión en su contra de la Justicia francesa «evidentemente ha tenido un impacto en la actividad en Francia». Ante esta situación, la dirección de la compañía reconoció que había «solicitado la aplicación del dispositivo de actividad parcial (equivalente al Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), como se han podido beneficiar otras empresas».

Pero sufrió otro revés. Porque el Ministerio de Trabajo dio una respuesta negativa a la plataforma. Aunque no ha querido indicar hasta ahora sus razones.

Centros seguros 

Aunque Amazon aseguró que sus seis centros logísticos en Francia (donde trabajan unas 10.000 personas) son «seguros», decidió que siguieran cerrados con el argumento de que dada la dificultad técnica para impedir que se traten accidentalmente productos cubiertos por la prohibición, no podía correr el riesgo de recibir multas multimillonarias. No obstante, la plataforma no ha dejado de servir a sus clientes en Francia a partir de sus almacenes en países vecinos.

Tres sindicatos de la empresa (CGT, CFDT y Sud) han pedido una reanudación de la actividad progresiva a la dirección, al tiempo que han criticado la tentativa de recurrir al paro parcial, calificada de «indecente».

En un comunicado, esas centrales subrayan que ese dispositivo está concebido para ayudar con fondos públicos a los empleados de «empresas cuya actividad es imposible en este periodo, como la restauración o los comercios no esenciales».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Francia rechaza el ERTE de Amazon, que tiene parados sus almacenes