Iberia y Vueling solicitan auxilio financiero por 1.010 millones de euros

Las compañías esquivan un rescate público y el control parcial del Estado

IBERIA

Las aerolíenas Iberia y Vueling dispondrán de combustible financiero para poder sobrevivir. Al menos durante las próximas semanas. Las aerolíneas han suscrito dos contratos de liquidez de 750 y 260 millones de euros respectivamente para evitar una asfixia y posterior quiebra de las firmas, afectadas por el cierre casi completo de la actividad aérea y las restricciones impuestas a la movilidad a causa de la pandemia. 

El estado de salud de ambas empresas se ha deteriorado rápidamente en este mes y medio de confinamiento, por eso han acudido al Instituto de Crédito Oficial (ICO) en busca de avales solo dos días después de que su matriz, el grupo IAG, anunciara pérdidas trimestrales de hasta 535 millones de euros, una sangría que ha llevado a su dirección a anunciar un recorte de plantilla de 12.000 puestos de trabajo. 

Con esta maniobra, las dos firmas parchean sus problemas de liquidez a corto plazo y evitan un rescate público de envergadura que supondría el control parcial o total del Estado sobre las empresas. Un escenario que no han podido evitar algunas rivales europeas como Lufthansa. El gigante teutón recibirá un rescate de 9.000 millones de euros para garantizar su futuro. A cambio de los fondos, el Estado alemán entrará a formar parte del accionariado con capacidad de vetar cualquier operación de negocio. Por el momento, la compañía ya ha tenido que cerrar su firma de bajo coste, Germanwings. 

Lo mismo ocurre con Air France-KLM. Francia y Países Bajos, ambos accionistas, han salido al rescate esta semana con 10.000 millones de euros de euros para evitar la quiebra de la aerolínea. Cada país concentrará un 14 % de las acciones, al menos de forma temporal, hasta capear la crisis. 

La ministra de Economía, Nadia Calviño, justificó la decisión de Iberia y Vueling de evitar ser rescatadas explicando que algunas aerolíneas rivales «ya estaban debilitadas antes de la crisis y eso ha llevado a tomar decisiones que, en otros casos, no son necesarias porque la solvencia es suficiente», explicó, antes de hacer hincapié en que no hará falta por el momento nada más que las líneas de liquidez del ICO para garantizar la continuidad de las empresas. Ahora bien, desde el Gobierno español no han trascendido detalles de las condiciones de los avales, como sí ha ocurrido en otros países de nuestro entorno. Esta misma semana el canciller austriaco, Sebastian Kurz, era el primero en advertir de que no extenderá cheques en blanco a empresas de grupos extranjeros: «Lufthansa es y sigue siendo una empresa alemana, así que no habrá ayudas de Estado sin nada a cambio». Iberia y Vueling forman parte de IAG, grupo con capital mayoritariamente británico, pero el Ejecutivo español no aclara si los créditos garantizarán empleo y mantenimiento de líneas y conexiones aéreas en territorio español. El comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, sugirió este mismo mes que lo más seguro es que asistamos a la nacionalización parcial o total de algunas empresas. Eso sí, de forma temporal. 

En medio de las inyecciones masivas de dinero o avales públicos que se están efectuando en la UE para mantener a flote al sector, la compañía de bajo coste Ryanair ha asegurado que denunciará ante el Tribunal de Justicia de la UE todos los esquemas de ayudas que suponen, a su parecer, ayudas de Estado ilegales. 

Ryanair advierte que recurrirá a los tribunales para impedir que los países de la UE rescaten a sus aerolíneas

La Voz

El consejero delegado de la compañía de bajo coste asegura que denunciará a aquellos Gobiernos que «regalen selectivamente miles de millones de euros a sus ineficientes compañías de bandera»

El consejero delegado de Ryanair ha lanzado una advertencia a los jefes de los Gobiernos del Viejo Continente. Michael O'Leary advirtió este viernes que recurriría a la Justicia si hace falta para impedir que países como Francia o los Países Bajos rescaten a sus aerolíneas de bandera tras la crisis del coronavirus

A través de una misiva enviada a la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, el consejero delegado de Ryanair asegura que denunciará sin ningún pudor a aquellos países que «regalen selectivamente miles de millones de euros a sus ineficientes compañías de bandera». En la carta, a la que ha tenido acceso Bloomberg, O'Leary además asegura que la Unión Europea se vería «obligada a dar un vergonzoso giro de 180 grados» en las ayudas estatales si Ryanair gana una impugnación legal.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Iberia y Vueling solicitan auxilio financiero por 1.010 millones de euros