La hostelería gallega renuncia a abrir el 11 de mayo y propone un cierre patronal

«Limitar la actividad al 30 % y pagar al 100 % de la plantilla es inviable», denuncia

X. Melchor
La voz / redacción

Inviable y desastroso para el sector. Así califican los empresarios de la hostelería gallega el plan de desescalada presentado por el Gobierno el martes, que sitúa el arranque de su actividad el 11 de mayo, pero muy reducida: solo en las terrazas y con un aforo máximo del 30 % de la capacidad, para cafeterías y restaurantes; y con restricciones para los hoteles, en un contexto de cero movilidad fuera del ámbito provincial.

«En estas condiciones nos negamos a abrir, si nos las clarifican, lo estudiaremos», afirma Héctor Cañete, presidente de los hosteleros de A Coruña. Explica que las cuatro patronales provinciales están en contacto y que la posición es unánime: «Pedimos el cierre patronal si esto sigue así. Solicitaremos a los asociados que no abran», advierte.

Para Sara Santos, presidenta de la hostelería de Santiago, el plan del Gobierno deja al sector al borde de la ruina. «La reducción de aforos va a ser insostenible en muchos casos, porque no es lo mismo un chiringuito en la costa que una terraza en el centro de Santiago, ni un pequeño empresario que una cadena hotelera. Habrá establecimientos que con esa reducción de aforo ya no podrán abrir», explica.

La empresaria considera vital que se puedan mantener los ERTE. «Así podríamos ir abriendo poco a poco», afirma.

«La reducción de aforos es insostenible en muchos casos»

De la misma opinión es Santiago Ballesteros, presidente de los establecimientos de hostelería de la provincia de Pontevedra. «Si el Gobierno no flexibiliza los ERTE, y tenemos que volver a emplear al cien por cien de la plantilla nada más abrir, para mantener un 30 % de la actividad, el 40 % de la hostería caerá», advierte el empresario vigués. «Es inviable mantener el cien por cien del empleo a partir de la apertura, y si no lo hacemos vamos a entrar en penalizaciones, devoluciones, y de ahí a la quiebra y al cierre», asegura.

«Es inviable mantener el cien por cien del empleo»

Las pérdidas a las que se enfrenta el sector son millonarias. El Concello de Sanxenxo estima que cada semana que permanece cerrado, el sector turístico deja de facturar tres millones de euros, que elevan a 38 millones la suma entre marzo y agosto.

Comercios e inmobiliarias

El plan de vuelta a la actividad también se ha encontrado con el rechazo del sector del comercio. Todas las patronales, con la Confederación Española de Comercio al frente, han salido en tromba contra la falta de apoyos para sostenerse mientras la actividad permanezca mermada por las restricciones de aforo.

En el lado apuesto, la patronal de la distribución, Anged, que engloba a las grandes superficies (desde Ikea a El Corte Inglés), y que exige abrir el 11 de mayo, algo que el plan del Gobierno no contempla en esta primera fase.

Las grandes superficies, como El Corte Inglés, exigen abrir el día 11 Las inmobiliarias gallegas también confían en abrir. Benito Iglesias, presidente de la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias, explica que la preocupación de las empresas del sector no es tanto la atención en oficina como las medidas de prevención de riesgo que deban adoptar para las visitas a los inmuebles.

El comercio al por menor cerró marzo con una caída histórica de ventas del 14,3 %

El comercio minorista registró un descenso histórico de sus ventas del 14,3 % en marzo respecto al mismo mes del 2019, como consecuencia del impacto de la crisis sanitaria y la suspensión de la apertura al público de muchos locales y establecimientos por la declaración del estado de alarma, a partir del día 14, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con este desplome, el mayor de toda la serie histórica, las ventas del comercio minorista ponen fin a 17 meses consecutivos de tasas interanuales positivas.

El empleo en el sector retrocedió un 0,4 % en marzo respecto al mismo período del año anterior, terminando con una racha de 70 meses consecutivos de ascensos.

Problemas para recabar datos

La declaración del estado de alarma conllevó el cierre al público de locales y establecimientos minoristas, a excepción de los de alimentación. Este hecho, explica el INE, ha generado una situación «sin precedentes» a la hora de recoger la información para elaborar las estadísticas, pues esta se recaba en abril, momento en que muchos negocios siguen estando cerrados. Pese a todo, el Instituto de Estadística ha considerado que los datos tienen la calidad suficiente para elaborar el estudio y difundirlo.

Álvaro y Rubén, del restaurante Peculiar, afirman que las medidas no son positivas ni aplicables con viabilidad en negocios como el suyo
Álvaro y Rubén, del restaurante Peculiar, afirman que las medidas no son positivas ni aplicables con viabilidad en negocios como el suyo

«Es inviable abrir con estas condiciones»

david garcía

A la hostelería coruñesa el planteamiento del Gobierno no le convence. «La situación es muy complicada sobre todo en nuestra ciudad, en la que los locales son pequeños y es muy complejo abrir con un 50 % de aforo (en el interior y desde la fase 3). Por mucho que nos reinventemos es muy difícil», apuntan los propietarios del restaurante Peculiar, que también piden claridad sobre el futuro de los ERTE y sus condiciones. «Si tengo abierto el local al 50 %, ¿me obligan a recuperar a la mitad de los trabajadores?», se preguntan sobre una cuestión que genera dudas en todo el gremio.

Antonio Castro, en una foto tomada hace un año en la terraza de uno de sus restaurantes, Casa Damián, junto a la playa focense de A Rapadoira
Antonio Castro, en una foto tomada hace un año en la terraza de uno de sus restaurantes, Casa Damián, junto a la playa focense de A Rapadoira

«Con estas restricións de aforo non sei se o día 11 abrirei as terrazas dos tres negocios»

m. cuadrado

Horas después de que el presidente explicase las fases del plan de desconfinamiento, Antonio Castro, no tenía claro que pudiese abrir los tres negocios que tiene en Foz. Todos los locales regentados por este empresario mariñano están en la fachada marítima de la localidad.

«Prefería abrir máis tarde, pero abrir todo en condicións, con máis servizos e máis aforo. Empezaría a interesar a partir do 50 % da capacidade, tendo uns mínimos para contratar persoal», explica el hostelero, que descarta acogerse a la primera fase y ofrecer comida para llevar. Ahora solo piensa en hacer cuentas. Ha solicitado un ERTE y sabe que el verano será diferente. Entre los tres locales suma una plantilla de veinte empleados, llegando casi a duplicarla en verano.

Manuel Gómez, de La Baldosa de Vilagarcía, no tiene claro en qué fase de la desescalada le saldrá rentable reabrir su bar
Manuel Gómez, de La Baldosa de Vilagarcía, no tiene claro en qué fase de la desescalada le saldrá rentable reabrir su bar

«Abrir en esta primera fase es hablar de una 100% de gastos y un 30% de ingresos»

s. gonzález

Manuel Gómez lo tiene claro. A pesar de necesitar volver a trabajar cuanto antes, como la inmensa mayoría de los españoles parados por el estado de alarma, deberá aguardar. Las características de su negocio, el Bar La Baldosa de Vilagarcía, chocan con las condiciones de la fase inicial de desescalada recién anunciada. «Yo esperaría para abrir incluso a la fase 2 o a la fase 3. Un ejemplo, si tú tienes un local con una terraza de 10 mesas, como es el nuestro, estamos hablando de poner tres mesas. Me supone empezar a pagar autónomos, Seguridad Social de una cocinera, empezar a pagar la Seguridad Social de un camarero que debería contratar, y sus respectivos sueldos, la luz y demás gastos. Hablamos de un 100% de gastos y un 30 % de ingresos. No hace falta ser un gran economista para ver que no es viable».

Lucía Lampón, de A Taberna, en Ribeira
Lucía Lampón, de A Taberna, en Ribeira

«Un aforo do 30% resulta insuficiente para cubrir gastos»

a. gerpe

De forma periódica, Lucía Lampón acude a su pequeño establecimiento hostelero de Ribeira para ver que todo está en orden y, como dice ella, «para limpar sobre o limpo». Explica que no tiene otro medio de vida, por lo que las restricciones de aforo le van a poner las cosas complicadas: «Terei que facer que sexa viable». A Lucía le va a resultar imposible abrir la terraza, dado que carece de ella. En la parte exterior de su negocio solamente hay un par de barriles de vino que, con una tabla encima, funcionaban como mesa antes de que el coronavirus transformase la vida de los ciudadanos: «Eu vexo esta norma fatal. Un aforo do 30 % resulta insuficiente para cubrir gastos».

José Manuel Castro regenta el D'Luxe en Carballo
José Manuel Castro regenta el D'Luxe en Carballo

 «Esto non é Canarias, non se pode abrir por un terzo da terraza»

 cristina viu

José Manuel Castro regenta el D’Luxe, un local con una gran terraza en la localidad coruñesa de Carballo. Ya ha decidido que no abrirá el día 11. «Teño oito empregados, nun ERTE que aínda non cobraron, para atender a 15 clientes que son os que poderán estar. Non ten sentido ningún», dice. Este verano debía abrir un nuevo establecimiento en A Silva, con restaurante, pero no lo hará. «Imos continuar coas obras moi a modo, con moito tempo. Abriremos para a Feira das Nenas do próximo ano. Non quero que me digan o que teño que facer no meu local», dice.

El chocolate y los churros del Avenida son una institución en Ferrol
El chocolate y los churros del Avenida son una institución en Ferrol

«Si abro solo la terraza me volarían el dinero y los clientes»

rocío pita parada

«No puedo salir del confinamiento, del estado de alarma y de los ERTE y solo trabajar la terraza». Emilio Vázquez es propietario de la cafetería Avenida, uno de los locales más emblemáticos de Ferrol, y a la sazón, presidente de la Asociación de Hostelería. Pero argumenta personalmente su rechazo al supuesto que permite la fase 1: «Yo no puedo. Abriría con seis mesas y sería como si no las tuviese: por muy bien que funcionasen, las cuentas no me salen», alega. «Una vez que abro la puerta, tengo que poner todo el negocio en marcha», y la caja que se haría con un 30 % de la terraza, esgrime, «no paga ni la luz».

Mirna y Josué llevan una década al frente del Tarará, en Santiago
Mirna y Josué llevan una década al frente del Tarará, en Santiago

«Con ocho personas de máximo en la terraza es imposible»

 m.g.

Llevan diez años al frente del Tarará, en Santiago, y ahora Mirna Díaz y Josué Angarita miran con mucha preocupación al futuro con las restricciones no solo del aforo de local, sino también por los límites a la movilidad porque los peregrinos y turistas constituían la mayor parte de su clientela. «Con el 30 % de capacidad, en la terraza son ocho personas de máximo y con eso es imposible», asegura Mirna. En el interior, una vez puedan reabrirla en una nueva fase hasta la mitad de la capacidad, también serían otros seis.

Por lo de pronto y ante estas perspectivas, ya no contratarán, como solían hacer todos los años desde marzo, a dos personas para ayudarles en la atención del restaurante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La hostelería gallega renuncia a abrir el 11 de mayo y propone un cierre patronal