El Gobierno rectifica: los autónomos podrán acceder a ayudas sin darse de baja

Modificará la norma para que no tengan que tramitar un cese de actividad para optar a la moratoria del alquiler o la hipoteca


Redacción / La Voz

El Gobierno rectificará y modificará los requisitos de acceso impuestos para que los autónomos puedan solicitar las moratorias de la hipoteca o el alquiler o el rescate del plan de pensiones. En concreto, el cambio que tiene en estudio el Ministerio de Economía, y que prevé llevar a Consejo de Ministros en los próximos días, pasa por retocar la actual redacción de los diferentes decretos que regulan estas medidas, en los que se establece que los autónomos deben probar su situación de vulnerabilidad económica con una declaración de cese de actividad expedida por la Agencia Tributaria.

Un documento que solo se puede obtener dándose de baja en la actividad, lo que va en contra del objetivo de mantener en activo el mayor número de empresas posible anunciado por el propio Gobierno. No solo eso, sino que impide compaginar estas ayudas con la prestación extraordinaria por cese de actividad que otorga la Seguridad Social a aquellos autónomos que se hayan visto obligados a cerrar su negocio por las restricciones del estado de alarma o que hayan sufrido una caída del 75 % en sus ingresos.

Antes de conocer el cambio de criterio que anuncia el Gobierno, la federación de autónomos ATA había alertado de que con la redacción actual de la norma hasta el 95 % de los trabajadores por cuenta propia podrían verse excluidos de estas ayudas para mitigar el impacto de la crisis del coronavirus.

«Están pidiendo un requisito como es la baja censal en la Agencia Tributaria, cuando el 95 % de los autónomos están manteniendo el alta en la actividad», remarcó el presidente de ATA, Lorenzo Amor, que confiaba en una rectificación «cuanto antes» del Ejecutivo.

Como ya habían propuesto en La Voz los gestores administrativos, el representante de los autónomos considera que el reconocimiento de la prestación por cese de actividad debería ser suficiente para poder solicitar la moratoria hipotecaria o el rescate del plan de pensiones.

Llega al Parlamento

Además de la denuncia pública de ATA, las barreras de acceso de los autónomos a las ayudas sociales habían llegado ya al Congreso, donde la diputada de Ciudadanos María Muñoz Vidal registró una pregunta al Gobierno sobre esta situación, en la que censura que existe «una falta de claridad, que genera inseguridad jurídica y que puede dificultar el acceso de los autónomos a las diferentes ayudas, aumentando el riesgo de que se vean forzados a cerrar».

Por este motivo, traslada al Ejecutivo si considera que este requisito de tramitar el cese de actividad en Hacienda es congruente con la finalidad perseguida por este tipo de ayudas sociales y si cree que tiene sentido que se exija dar de baja el negocio para acceder a una medidas «cuyo fin precisamente debería ser contribuir al mantenimiento de dicha actividad», por lo que insta una rectificación que ya parece inminente.

«Se non dan axuda, que nos deixen abrir, hai que comer»

X. A.

María Tuset, de la floristería Churima de A Laracha, está negra. No solo es que tuviese que cerrar. El 13 de marzo se divulgó que negocios como el suyo podrían abrir. Había encargado producto para el Día del Padre y siguió adelante, pero el día 14, la Administración cambió de planes con el cierre obligatorio, y tuvo que tirar toda la mercancía porque ya no la pudo vender. Sus esperanzas se pudrieron junto con las flores y los 1.000 euros que arrojó con los tallos secos a la basura. Explica María Tuset que en su gremio suelen efectuar la compra una semana antes y ya no hubo remedio.

«Estamos pechados e sen cobrar un peso», explica. Y no solo es que tenga que subsistir ella. Tiene una hija universitaria de 21 años y es necesario que entren recursos en casa para poder tirar para delante. De momento, las solicitudes que han hecho para las prestaciones públicas no han dado resultado. «A axuda do 70 % está no aire, pero se non dan axuda, que nos deixen abrir, hai que comer». Están autorizadas para vender flores on-line, pero explica que en las áreas rurales la compra por Internet es residual. Otro nicho de mercado, los actos fúnebres, se les ha desplomado también. «Non hai velorios e a xente non compra nin manda flores. Para que?», relata. En los entierros, con tres personas acompañando el acto fúnebre, también desaparecieron las coronas. Este mundo se vino abajo de un día para otro con el estado de alarma.

Y así le pasan los días, regando las cuatro plantas que le quedan para que no se le mueran.

«Estoy tirando de ahorros, no hemos visto ningún dinero»

D. García Cachón

Alberto Méndez es uno de tantos autónomos que esperan desde hace más de un mes para cobrar la prestación por cese de actividad después de tener que solicitar esta ayuda debido al estado de alarma. «Todavía no he percibido nada, hicimos un ERTE a nuestros empleados e iniciamos el cese de actividad, nos vino todo aprobado con tardanza y, a primeros de mes, nos cobraron autónomos, pero por ahora no hemos visto ningún dinero», explica Alberto, quien vive con sus tres hijos y su mujer, afectada por un ERTE y que tampoco ha cobrado por el momento.

Ya son más de 40 días los que lleva esperando a percibir una ayuda con la que intentar superar este período y, mientras, recurre a sus fondos. «No está funcionando muy bien el asunto de las prestaciones, por ahora estoy tirando de los ingresos que teníamos», se lamenta, aunque reconoce que parte con cierta ventaja con respecto a otros compañeros del sector porque no tiene que abonar alquiler por el local. «No me quiero imaginar cómo estarán los que lo tienen que pagar», dice. Una situación que se agrava con el paso de los días y a la que hay que añadir la incertidumbre sobre la desescalada: «No tenemos ningún tipo de información y la situación es cada vez más crítica, sin saber ni cuándo ni cómo podremos reabrir».

Mientras espera a percibir la prestación por cese de actividad y a conocer cómo será el regreso a la actividad, dedica parte del tiempo a «pensar en otras vías para reinventarme» y así intentar recuperar ingresos y adaptarse a la nueva situación.

Los autónomos no cobrarán hasta finales de mayo la devolución de la cuota de marzo

G. Lemos

El reintegro se hará de oficio a aquellos a los que se les haya reconocido la prestación por cese de actividad

Los autónomos que hayan tenido que cerrar sus negocios a causa de las medidas de contención de la pandemia o que hayan sufrido pérdidas superiores al 75 % y que, por tanto, hayan accedido a la prestación extraordinaria por cese de actividad tendrán que esperar un mes mas para recuperar la parte de la cuota de marzo que la Seguridad Social se ha comprometido a devolverles.

En concreto, la tesorería general del organismo aclaró a través de redes sociales, a preguntas de los afectados, que la parte de la cotización correspondiente a los días 14 y 31 del mes pasado será devuelta «en la segunda quincena del mes de mayo». Y reitera, como antes ya hiciera el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, que el reintegro se hará de oficio, sin que el trabajador por cuenta propia tenga que solicitarlo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El Gobierno rectifica: los autónomos podrán acceder a ayudas sin darse de baja