Naturgy da por anulado el acuerdo con el Gobierno de Egipto para venderle la planta de gas de Damietta

La eléctrica mantiene el litigio internacional para recuperar 1.800 millones

Francisco Reynés preside Naturgy
Francisco Reynés preside Naturgy

La Voz

Naturgy anunció a finales de febrero que había alcanzado un acuerdo amigable con el Gobierno de Egipto para venderle la planta regasificadora de Damietta por 700 millones de euros. Ese pacto ponía fin a un largo litigio de ocho años de duración. Pero la eléctrica española acaba de comunicar a sus inversores, a través de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, que da el acuerdo por decaído pues, explica, el contrato de venta estaba sujeto a unas condiciones que, dos meses después, no se han cumplido.

Damietta pertenece a Unión Fenosa Gas, participada en un 50 % por Naturgy y otro tanto, por la empresa energética italiana ENI, y al Ministerio del Petróleo egipcio

Fuentes de Naturgy precisaron que el pacto consistía en que Naturgy le vendía a ENI su parte de la planta, y que la italiana compartiría la propiedad con el Gobierno de El Cairo. Pero la regasificadora tenía que estar en funcionamiento. Para ello, técnicos españoles e italianos tendrían que haber viajado al país africano para poner a punto las instalaciones, pero las restricciones de movimientos instauradas para luchar contra el coronavirus impidieron las operaciones.

Así las cosas, desde la eléctrica española explicaron que el acuerdo no lo ha roto ninguna parte, sino que ha caído por sí solo. Además, la valoración de los activos efectuada a finales de febrero ya no es válida.

La compañía dirigida por Francisco Reynés explica que sigue abierta al acuerdo, pero recuerda que tiene a su favor un laudo arbitral del Ciadi, dictado en agosto del 2018, que le reconoce el derecho a recuperar 2.000 millones de dólares mediante la expropiación de bienes egipcios.

El litigio arrancó en el 2012 cuando las manifestaciones de la primavera árabe paralizaron el país y también la planta regasificadora, construida por la antigua Fenosa.

Damietta es una planta regasificadora en el delta del Nilo que empezó a producir en noviembre del 2004 y en enero del 2005 se realizó el primer cargamento de gas natural licuado (GNL) con destino a la planta de regasificación de Huelva. Y poca actividad más tuvo. El Estado egipcio interrumpió en el 2012 el suministro de gas natural procedente del interior del país. Nunca volvió a restablecerse y UFG acudió a los tribunales internacionales de arbitraje. El Ciadi incluso condenó al Gobierno de El Cairo a pagar 1.700 millones de euros, aunque Naturgy seguía negociando para intentar alcanzar un acuerdo amistoso.

Tras el pacto alcanzado en febrero, y ahora fracasado, el grupo avanzó que acuerdo con el Gobierno egipcio valoraba Unión Fenosa Gas en 1.500 millones de dólares (1.370 millones de euros). De ellos, 1.200 millones son los activos en el país africano, de los cuales, la empresa española se llevará la mitad. «El cierre de la operación resultará en la salida de Naturgy de Egipto y el fin de su joint venture con ENI, no teniendo obligación futura de comprar GNL de este país».

La empresa española iba a recibir en efectivo 600 millones de dólares, esto es, 550 millones de euros, y activos valorados en otros 227 millones fuera de Egipto, excluyendo las actividades comerciales de Unión Fenosa Gas (UFG) en España.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Naturgy da por anulado el acuerdo con el Gobierno de Egipto para venderle la planta de gas de Damietta