La mayoría de sectores no volverá a la normalidad hasta mediados del 2021

El turismo, la construcción o la hostelería no se recuperarán totalmente hasta el año 2022


Madrid / Colpisa

Después de más de un mes confinados en casa y con la mayor parte de los negocios y actividades paralizados, la pregunta que muchos se hacen es: ¿hasta cuándo perdurarán los efectos de esta pandemia en la economía española? Aún sin saber cuándo se recuperará la normalidad y mientras el Gobierno estudia las fechas de la desescalada, lo que sí parece claro es que el turismo será el sector más afectado por esta situación y el que más tardará en volver a tener los niveles previos a la crisis. Por lo menos hasta el primer trimestre del 2022 no lo logrará, según un estudio hecho público este jueves por Randstad Research, que estima a su vez que la construcción y la hostelería tampoco se recuperarán totalmente hasta dentro de dos años.

Así, por ejemplo, las actividades como los servicios de alojamiento, transporte aéreo y todos aquellos relacionados con los viajes, como los operadores, las agencias o los servicios de reservas comenzarán a recuperarse, en el mejor de los casos, en julio, pero su vuelta a un escenario anterior al coronavirus se demorará hasta el período comprendido entre el primer y último trimestre del 2022. Esto complicará la vuelta al empleo de los más de 166.000 trabajadores que se han visto afectados por un ERTE en estas actividades.

«La situación que dibuja este estudio es la de una recuperación que, aunque va a comenzar ya este verano, va a dilatarse en el tiempo, hasta producirse totalmente en el 2022», pronostica Valentín Bote, director de Randstad Research, quien descarta la idea de recuperación en forma V que se planteó en los primeros momentos, «ya que las características de nuestra economía provocan que nuestros sectores más potentes se vean especialmente afectados en la fase de desescalada».

La recuperación también se retrasará sustancialmente en el caso de la hostelería, un sector especialmente perjudicado en materia de empleo, ya que cuenta, solo en las actividades relacionadas con los servicios de comidas y bebidas, con cerca de 715.500 trabajadores afectados por un expediente. Randstad Research prevé que como pronto en junio y como tarde en septiembre este sector comience a remontar hasta alcanzar la recuperación total entre finales del 2021 y principios del 2022.

Otro de los motores de la economía, la construcción -que ya tiene cerca de 225.000 trabajadores con el empleo suspendido- también sufrirá un lento proceso de recuperación, que comenzará este verano pero no será total hasta el primer semestre del 2022.

El comercio al por menor también se ha visto especialmente castigado, especialmente aquellos negocios considerados no esenciales y que han tenido que cerrar. Cerca de 320.000 profesionales de este sector se han acogido a un ERTE. Y la situación no es nada halagüeña, ya que, aunque su recuperación empiece a producirse en este mes de junio, no podrá decirse que la crisis se ha superado hasta el segundo o tercer trimestre de 2022.

Rápida recuperación En la otra cara de la moneda se sitúan aquellos sectores que, por su actividad de estos días o por sus características, se estima tengan una recuperación más rápida. Obviando al sector sanitario, cuya crucial labor no se ha detenido, Randstad Research prevé que sectores como la agricultura, logística, transporte, limpieza, energía, actividades jurídicas o de contabilidad, o industrias químicas o farmacéuticas, alcanzarán la recuperación total, como muy tarde, a finales de este año.

Un sector especialmente golpeado por los ERTE ha sido el de la educación, con más de 238.000 profesionales afectados, pero la vuelta a la normalidad será ágil, comenzando la actividad normal ya en septiembre y registrando una recuperación total a finales de año, según este estudio.

Gran parte del resto de sectores, entre los que se encontrarían, por ejemplo, las industrias manufactureras, las actividades financieras o administrativas, las relacionadas con las telecomunicaciones, comenzarán la recuperación en junio y hasta mediados del próximo año no recobrarán la actividad normal.

Un autónomo en paro en Vigo: «Por televisión se dicen cosas muy bonitas pero no me han llegado ayudas»

e. v. pita

El repartidor Ernesto y su esposa, en ERTE, llevan más de un mes sin ingresos: «Estoy tirando de la cartilla de ahorros y jugando a la bicicleta con la tarjeta de crédito»

Ernesto es un repartidor de Glovo de Vigo que se quedó en paro el 14 de marzo, cuando se estableció el real decreto de alarma. Tras un mes sin actividad ni ingresos, ni él ni su esposa, en un ERTE, han cobrado ningún ingreso. Tienen que mantener una casa y un niño de 8 años. Además, la familia convive con un octogenario, padre de la mujer, con el que deben tener especial cuidado al ser una persona de riesgo. Lamentan la falta de ayudas a pesar de las promesas: «Por televisión se dicen cosas muy bonitas pero a ninguno de los dos nos ha llegado ningún tipo de ayuda, ni a ella por ERTE ni a mí por autónomo».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La mayoría de sectores no volverá a la normalidad hasta mediados del 2021