La factura en petróleo de España se abaratará en 18.000 millones anuales

f. fernández REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

ETIENNE LAURENT

El desplome del crudo ahoga a los productores, pero le viene de perlas a los importadores

23 abr 2020 . Actualizado a las 08:53 h.

España genera electricidad a raudales, pero petróleo tiene más bien poco. Así que la dependencia energética del exterior es casi total y tiene que importar casi todo el crudo (y gas) que consume. Por eso será uno de los países que podrán sacar tajada del abaratamiento histórico que está experimentando el oro negro, cuyos precios le han hecho viajar 20 años atrás.

Según la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores), en el 2019, el país importó 66,3 millones de toneladas de crudo, casi un 2 % menos que el año anterior. El 40 % llegó procedente del continente africano y, dentro de él, fundamentalmente, de Nigeria. Pero el listado de suministradores es largo y en él figuran estados políticamente inestables o, cuando menos, dirigidos por regímenes polémicos: Arabia Saudí, Libia, Irak, Guinea Ecuatorial, Venezuela o Rusia. También hay proveedores con democracias menos cuestionadas, como Noruega, México, Brasil o Estados Unidos.

Hay de todo y Cores se encarga de que sea así, de que los huevos estén repartidos en varias cestas, de modo que, si se rompen unos cuantos, el grifo siga fluyendo.