La bolsa española encadena una nueva sesión al alza con el apoyo de la banca, el crudo y Wall Street

El Ibex 35 cierra la sesión de este jueves con un ascenso del 0,4 %


Madrid / Colpisa

El Ibex 35 ha cerrado la sesión con un ascenso del 0,4 %, para dar un último cambio en los 6.746,5 puntos. Segunda jornada consecutiva de ganancias, por tanto, para el selectivo español, que se ha visto acompañado por el resto de Europa. Aunque el resto de indicadores del Viejo Continente registraron revalorizaciones superiores que el doméstico.

El Ftse Mib de Milán cerró la jornada con una subida del 1,47 %. El Dax alemán y el Ftse 100 de Londres sumaron alrededor de un punto porcentual. Mientras, el Cac 40 francés se anotó casi un 0,9 %. En general, ha sido una jornada de ganancias para los mercados del Viejo Continente, y eso que el índice de actividad de la zona euro durante el mes de abril cayó a un mínimo histórico de 13,5 puntos, lo que implica un ritmo de caída del PIB trimestral del 7,5 %, según la estimación de IHS Markit.

Quizás los inversores se vieron animados por la esperanza en una buena conclusión de un consejo europeo que se celebra hoy y en el que podrían acercarse posturas para hacer frente a la crisis de una manera conjunta. Pero todo el Viejo Continente, además, ha contado con el impulso de Wall Street. Al cierre de la sesión europea, los indicadores de la Bolsa de Nueva York registraban ganancias de alrededor de un 1,3 %. Y ello pese a que antes de que arrancara la jornada bursátil al otro lado del Atlántico se conocía que en la última semana otros 4,4 millones de personas solicitaban por primera vez su subsidio por desempleo. Se engorda así la nómina de nuevos parados en las cinco semanas de pandemia hasta los 26 millones en la primera economía del mundo. De acuerdo con las estimaciones de los economistas, la tasa de paro se encontraría ya en algún punto entre el 15 % y el 20 %. La única otra ocasión en la que la tasa de paro en Estados Unidos se llegó a encontrar en estos niveles fue durante la Gran Depresión, hace casi un siglo.

Además, en menos de dos meses, la pandemia ha acabado con los 23 millones de empleos creados después de la Gran Recesión, que se extendió entre el 2007 y el 2009. A ello había que sumar los indicadores de actividad del sector privado de EE.UU., que en abril registraron un desplome sin precedentes, como consecuencia del impacto del coronavirus y las medidas de confinamiento: según el dato preliminar de marzo, el PMI se situó en los 27,4 puntos, mínimos de toda la serie histórica y muy por debajo de los 50 puntos que marcan la frontera entre la expansión y la contracción económica. Estas cifras anticipan una contracción del PIB muy abrupta. Pero la Bolsa americana parecía contar con el apoyo de los nuevos planes de estímulo que están siendo objeto de aprobación en Washington. Y, también, con el rebote del petróleo, que continuaba por segunda sesión consecutiva. Al cierre de la sesión europea, el barril de West Texas con entrega en junio se disparaba un 23 %, hasta rozar los 17 dólares. Y el barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 7,75 %, hasta acercarse a los 22 dólares.

Ese repunte del oro negro obedecía, más que a razones fundamentales, que lo mantienen deprimido en términos históricos, a las tensiones geopolíticas que han vuelto a saltar entre Estados Unidos e Irán.

En el mercado de deuda, buenas noticias. La prima de riesgo de España se estrechó un 5 %, hasta situarse por debajo de los 150 puntos básicos. Muy probablemente contribuyó la emisión sindicada que realizó el Tesoro español en la tarde de este miércoles: el instituto emisor colocó un título a diez años por valor de 15.000 millones de euros, el mayor emitido en una referencia en la historia del mercado de capitales, y con una demanda superior a los 96.500 millones, una cifra récord, con prácticamente un 79 % de esa cantidad procedente del extranjero.

La banca, apoyo del Ibex 35

Por valores, en el selectivo español encabezaron las ganancias los cíclicos, liderados por ArcelorMittal, que se anotó un 6,17 %. Inmediatamente después se situó Repsol, que ganó un 6,03 %, gracias al repunte del precio del crudo. Entre los mejores, también BBVA, que se revalorizó un 4,6 %. Además de otros bancos, como el Santander (3,78 %) y Bankinter (3,74 %). Precisamente, este último presentó por la mañana sus cuentas del primer trimestre. Y, a tenor de la reacción del mercado, gustaron. Y trasladaron el optimismo al resto del sector financiero.

Porque, además, CaixaBank terminó el día con una revalorización del 3,49 %. Y Bankia se anotó un 1,8 %. En negativo, Ence fue el valor que más cayó, con un descenso del 4,02 %. A continuación, Cellnex, Inditex y Viscofán, que retrocedieron más de dos puntos porcentuales. Red Eléctrica, Iberdrola, Endesa y Mediaset cayeron más de un 1 %.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La bolsa española encadena una nueva sesión al alza con el apoyo de la banca, el crudo y Wall Street