Bruselas sugiere destinar un 25 % del fondo de rescate al turismo

Cristina Porteiro
c. porteiro REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

M.Moralejo

El comisario Breton cree que el sector no podrá reabrir hasta que aprendamos a «convivir con el virus»

21 abr 2020 . Actualizado a las 19:19 h.

El trasiego de góndolas por los canales de Venecia, los flashes de las cámaras en lo alto de la Torre Eiffel o el bullicio de los peregrinos a mediodía en la plaza del Obradoiro son algunas de las estampas que la pandemia ha borrado del calendario. No hay negocio turístico u hostelero que no haya echado el candado. Las pérdidas son cuantiosas. Y lo peor está por llegar, según la presidenta de la Comisión de Transportes del Parlamento Europeo, Karima Delli: «El impacto será directo y a largo plazo», aseguró hoy. Aerolíneas, turoperadores, hoteles, restaurantes o cafeterías viven en vilo a la espera de que les den una fecha para volver a levantar la persiana. Si es posible antes del verano, mejor. Pero las autoridades apuntan en otra dirección. El comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, señaló esta mañana que aprender a «convivir con el virus será vital para la reapertura de las infraestructuras turísticas», por eso abogó por extender una enorme «red de seguridad»hasta que pueda incorporarse a la nueva normalidad. El sector, del que dependen 3 millones de empresas europeas que generan el 11 % de la riqueza de la UE y emplea al 12 % de los trabajadores en activo, será el más golpeado: «La situación es preocupante porque el turismo ha sido el primer sector afectado y también será el que salga más tarde (del confinamiento)», deslizó Breton.

El comisario no ocultó el temor a un escenario de quiebras masivas. Tanto es así que sugirió reservar en exclusiva al turismo entre un 20 y un 25 % de las ayudas del futuro Plan Marshall europeo para la reconstrucción económica. No obstante, su dotación, gestión y engranaje tendrá que ser negociado por los líderes europeos en la cumbre de mañana.

También reveló que entre sus planes está la convocatoria de un foro para debatir sobre el futuro del sector, que afronta una profunda reconversión: «Habrá un antes y un después de esta crisis», aseguró antes de apuntar hacia un modelo de negocio más sostenible y menos masificado como el de sol y playa de algunas zonas del Mediterráneo. A pesar de la urgencia, la Comisión Europea no tiene pensado convocarlo hasta los meses de septiembre y octubre, con el verano ya extinto.