Dos millones de trabajadores esperan aún por el visto bueno de su ERTE

Sin ese primer trámite, no se activa el procedimiento para poder cobrar el paro

Mercado laboral, una oficina de empleo cerrada por la crisis sanitaria
Mercado laboral, una oficina de empleo cerrada por la crisis sanitaria

Redacción / La Voz

Uno de cada cuatro españoles que a finales de febrero tenían un empleo asalariado por cuenta ajena están actualmente afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE). De los casi 16 millones de personas afiliadas al régimen general de la Seguridad Social antes del confinamiento, ya son 3.889.000 los que han sido incluidos por sus empresas en un ajuste laboral, bien de suspensión de sus contratos, bien de reducción de sus jornadas (y sus salarios). La cifra la avanzó el presidente Pedro Sánchez en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, donde horas más tarde el ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá, avanzaba que la cifra final de afectados llegará a los cuatro millones.

De estos, solo la mitad, unos dos millones, han recibido el visto bueno a su ERTE por parte de la autoridad laboral (autonómica o estatal), un primer trámite que libera a la empresa de sus obligaciones salariales y, en el caso de que el ajuste sea por fuerza mayor, la exonera de abonar las cotizaciones sociales. Pero falta luego un segundo paso, vital para el trabajador, que es el reconocimiento de la prestación por desempleo por parte del Servicio Público de Empleo (SEPE), dependiente del Ministerio de Trabajo. En este departamento no concretaron ayer cuántos de estos dos millones tienen ya tramitado el paro y, por tanto, saben seguro que lo cobrarán a principios de mayo, aunque afirman que el lunes y el martes de esta semana se aprobaron, cada día, más de 100.000 solitudes.

Para los que aún no tienen reconocida la prestación, y especialmente para los dos millones cuyo ERTE aún no tiene el plácet, el calendario es más incierto. Porque a pesar de que Escrivá dijo que el ritmo de autorización de expedientes avanza a unos 200.000 trabajadores al día, lo que permitiría dejar prácticamente todos los ERTE resueltos antes de final de mes, esto no basta para asegurar el cobro del paro si no se desatasca el cuello de botella en el SEPE, por lo que no se puede descartar que, salvo que se agilicen los trámites o se modifiquen los plazos de pago, muchos afectados por un ERTE no cobren el desempleo hasta comienzos de junio.

Desde Galicia, el conselleiro de Economía, Francisco Conde, aseguró ayer que su departamento ya ha resuelto el 90 % de los expedientes presentados en Galicia y reclamó a Trabajo «máxima dilixencia» en el reconocimiento de las prestaciones, así como una flexibilización de los plazos de pago: «Non é razonable que as familias teñan que esperar ao 10 de maio para percibir esas nóminas que en moitos casos están pendentes desde finais de marzo».

Más ritmo en los autónomos

Mucho más rápido avanza el reconocimiento de las prestaciones a los autónomos. Ya se han presentado 950.000 solicitudes, lo que equivale al 30 % de los trabajadores por cuenta propia. Y, de esas, se han tramitado 800.000, de las que el 97 %, unas 776.566, han sido aceptadas y solo 20.940 se denegaron. El ministro cree que casi la mitad de los autónomos, unos 1,4 millones, acabarán accediendo a la ayuda antes de que finalice esta crisis.

En total, entre la ayuda a los autónomos, los expedientes temporales de regulación de empleo y los subsidios extraordinarios por desempleo a trabajadores que no reunían los requisitos para acceder a la prestación ordinaria, el ministro calculó que serán cerca de 6,3 millones los ocupados a los que el Estado garantizará las rentas para evitar el colapso de la economía. Un desplome que se resistió a cuantificar argumentando que, sin saber cuánto va a durar la alarma sanitaria, previsiones como las del FMI son de una extrema provisionalidad.

La destrucción de empleo se frena: en lo que va de abril se han creado más de 10.000 puestos de trabajo

G. Lemos
Un rider de Deliveroo, una de las empresas más importantes de la economía «gig»
Un rider de Deliveroo, una de las empresas más importantes de la economía «gig»

De los 888.600 empleos destruidos desde el inicio del confinamiento, el 70 % son temporales

El golpe del coronavirus en el mercado laboral español fue intenso y rápido, con la pérdida de casi 900.000 puestos de trabajo en la segunda quincena de marzo. Pero, tras ese primer impacto, la tendencia ha cambiado. De hecho, en lo que va de abril no solo se ha frenado la destrucción de empleo, sino que la Seguridad Social ha ganado más de diez mil nuevos cotizantes (por la diferencia entre altas y bajas), de acuerdo a las cifras de afiliación ofrecidas en el Congreso por el ministro Escrivá, que destacó que la flexibilización de los ERTE ha cumplido el objetivo de sostener el empleo, al menos de momento.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Dos millones de trabajadores esperan aún por el visto bueno de su ERTE