La destrucción de empleo se frena: en lo que va de abril se han creado más de 10.000 puestos de trabajo

De los 888.600 empleos destruidos desde el inicio del confinamiento, el 70 % son temporales

Un rider de Deliveroo, una de las empresas más importantes de la economía «gig»
Un rider de Deliveroo, una de las empresas más importantes de la economía «gig»

Redacción / La Voz

El golpe del coronavirus en el mercado laboral español fue intenso y rápido, con la pérdida de casi 900.000 puestos de trabajo en la segunda quincena de marzo. Pero, tras ese primer impacto, la tendencia ha cambiado. De hecho, en lo que va de abril no solo se ha frenado la destrucción de empleo, sino que la Seguridad Social ha ganado más de diez mil nuevos cotizantes (por la diferencia entre altas y bajas), de acuerdo a las cifras de afiliación ofrecidas en el Congreso por el ministro Escrivá, que destacó que la flexibilización de los ERTE ha cumplido el objetivo de sostener el empleo, al menos de momento.

De esta forma, el saldo de puestos perdidos en esta crisis se reduce a 888.597, frente a los 898.822 que se contabilizaban a 31 de marzo. Pese a esta ligera mejoría, Escrivá reconoció que «el mercado de trabajo en España no funciona y no ha funcionado nunca», lo que explica que ante cualquier perturbación económica se produzca un intenso ajuste de empleo que, en esta ocasión, también se ha cebado con los temporales, que suponen el 70 % de los puestos perdidos. De hecho, uno de cada seis ocupados con contrato eventual se han quedado en la calle, frente al 2 % de los indefinidos.

Por sectores, la foto se mantiene casi invariable, con la construcción, la hostelería y las actividades artísticas, recreativas y de ocio como las más afectadas por la destrucción de empleo.

Sin embargo, en cuanto al análisis territorial, la leve recuperación de abril se concentra en ocho provincias (Badajoz, Huelva, Cádiz, Murcia, Albacete, Baleares, Huesca y Tarragona), mientras que en el resto del país, incluida Galicia, sigue cayendo la afiliación, aunque de forma más moderada.

Fondos autonómicos

El mensaje tranquilizador de Escrivá contrastó con el discurso de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que justificó la decisión de desviar fondos que se iban a repartir entre las comunidades (entre ellos cien millones para Galicia) para formación de parados en que «el empleo se nos está desplomando» y había que priorizar el pago de prestaciones. Díaz aseguró que esos fondos no estaban asegurados por la caída de cotizaciones y que, en cualquier caso, «no iban a poder ser ejecutados» por lo que las opciones eran reservarlos como remanente de tesorería «o dar de comer a la gente». «A lo mejor nos hemos equivocado, pero creemos que hemos elegido bien», aseguró la ministra.

Dos millones de trabajadores esperan aún por el visto bueno de su ERTE

Gabriel Lemos
Mercado laboral, una oficina de empleo cerrada por la crisis sanitaria
Mercado laboral, una oficina de empleo cerrada por la crisis sanitaria

Sin ese primer trámite, no se activa el procedimiento para poder cobrar el paro

Uno de cada cuatro españoles que a finales de febrero tenían un empleo asalariado por cuenta ajena están actualmente afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE). De los casi 16 millones de personas afiliadas al régimen general de la Seguridad Social antes del confinamiento, ya son 3.889.000 los que han sido incluidos por sus empresas en un ajuste laboral, bien de suspensión de sus contratos, bien de reducción de sus jornadas (y sus salarios). La cifra la avanzó el presidente Pedro Sánchez en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, donde horas más tarde el ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá, avanzaba que la cifra final de afectados llegará a los cuatro millones.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La destrucción de empleo se frena: en lo que va de abril se han creado más de 10.000 puestos de trabajo