El Gobierno estudia alargar los ERTE de fuerza mayor en los sectores más afectados por la crisis del coronavirus

El comercio, la restauración, el turismo y el mundo de la cultura serían los que se podrían aprovechar de este mecanismo


El Gobierno sigue buscando fórmulas para que la herida que el coronavirus deje en la economía sea lo menos profunda posible. Así, el Ministerio de Trabajo ha puesto sobre la mesa la posibilidad de alargar los ERTE de fuerza mayor más allá del estado de alarma para los sectores que están resultando más afectados por la pandemia del COVID-19. Dentro de este grupo entrarían el comercio, la restauración, el turismo y el mundo de la cultura. El objetivo, dicen, es ayudarles a salir de la crisis lo antes posible.

Tal y como explicó la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en un encuentro que ha mantenido este miércoles por videoconferencia con representantes de las pymes, con la prolongación de los ERTE en estos sectores se pretende contener la destrucción de empleo. Y es que, todo apunta a que las últimas actividades económicas que recuperarán la normalidad serán las relacionadas con el comercio, la restauración y el turismo. «Nuestro equipo trabaja en que estos sectores van a continuar en fuerza mayor. Y por lo tanto deberían mantenerse las medidas excepcionales para evitar que muchas empresas cierren», señaló, tras recordar que un total de cinco millones de trabajadores están empleados en los ámbitos del turismo, la restauración y el comercio.

Los ERTE de fuerza mayor prevén la suspensión de empleo o la reducción de la jornada durante un tiempo en el que se mantienen las cotizaciones a la Seguridad Social, que asume el Estado. Además, se garantiza que todos los trabajadores afectados pueden acceder a las prestaciones de desempleo aunque no reúnan los requisitos y sin que se les descuente de su bolsa de paro.

La ministra ha apuntado que la prolongación de los ERTE de fuerza mayor debe acabar de acordarse en el seno del Gobierno y, posteriormente, será trasladada a los agentes sociales. La titular de Trabajo y Economía Social también señaló que el calendario del desconfinamiento seguirá las recomendaciones sanitarias, pero da por hecho que los restaurantes, por ejemplo, se reincorporarán de manera escalonada y, por tanto, encontrarán «enormes dificultades» para volver a la normalidad.

Además de los sectores citados, el Gobierno prevé también un impacto «fuertísimo» de la crisis del coronavirus en la navegación aérea y marítima y en la construcción. La ministra subrayó que puede que la prolongación de los ERTE de fuerza mayor no se apliquen a todas las empresas de estos sectores más vulnerables, ya que considera que las grandes corporaciones no necesitan estas ayudas especiales más allá del estado de alarma, dado que cuentan con capacidades propias. «Hay empresas grandes que no tienen por qué acogerse porque tienen capacidad, pero otras deben necesitar que las amortigüen porque son claves los ERTE para no destruir empleo», ha apuntado.

Ante el alud de preocupaciones expresadas por los representantes de las pequeñas y medianas empresas, Yolanda Díaz les animó a continuar trabajando y les ha trasladado el compromiso del Gobierno de que «nadie se quede atrás». «Soy consciente que hay desánimo, pero hay que seguir. Os pido un trabajo cooperativo», insistió.

Respecto a los ERTE de fuerza mayor, la ministra también adelantó que se han dado instrucciones a la Inspección de Trabajo para hacer un control especial de estos mecanismos para detectar «los abusos» y «las falsedades».

Los sectores no esenciales volverán a la normalidad laboral tras Semana Santa

ana balseiro

Parados e inmigrantes podrán trabajar de temporeros en el campo hasta el 30 de junio

La vuelta de estas atípicas vacaciones de Semana Santa será también la vuelta a la «normalidad laboral» para los trabajadores de los sectores considerados no esenciales, que desde el pasado 30 de marzo están obligados a quedarse en casa, en el último intento del Ejecutivo para contener los contagios del coronavirus. Así lo confirmó ayer la ministra portavoz, María Jesús Montero, después de que el presidente del Gobierno lo avanzara este fin de semana: a diferencia de lo que ocurrirá con el estado de alarma, no habrá prórroga para el decreto que estableció el permiso retribuido recuperable para «hibernar» la economía.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Gobierno estudia alargar los ERTE de fuerza mayor en los sectores más afectados por la crisis del coronavirus