El Gobierno compara el impacto de la crisis con el de los primeros meses del crac del 2008

Los puestos de trabajo destruidos son los mismos que entonces, pero en este caso se han alcalzado en solo dos semanas. Son ya 250.000 las empresas que se han acogido a un ERTE y medio millón de autónomos los que han solicitado la prestación


Redacción / La Voz

La profundidad de la crisis laboral provocada por el coronavirus y el cierre forzoso de buena parte de los sectores de actividad no tiene precedentes. El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, reconoció este jueves que los puestos de trabajo destruidos en los primeros catorce días del confinamiento son prácticamente los mismos que en la primera fase del crac del 2008, justo tras la caída de Lehman Brothers. También entonces se destruyeron cerca de 900.000 puestos de trabajo en España, solo que esa cifra se alcanzó en unos cinco meses (101 días laborables, entre octubre del 2018 y febrero del 2019) y ahora han bastado solo dos semanas.

Lo que no cambia, destacó, es el perfil de los trabajadores que se han quedado en la calle. Como entonces, los temporales han sido los primeros en sufrir el golpe, ya que 613.250 de las bajas en la Seguridad Social el mes pasado correspondieron a cotizantes con contrato eventual y solo 223.353 eran indefinidos. En el 2008, también dos tercios de los afectados por la primera oleada de despidos fueron temporales.

En una rueda de prensa en la Moncloa, Escrivá y la ministra de Trabajo valoraron unos datos que, como reconoció esta última, se explican solo por la situación de «emergencia nacional» que atraviesa el país. Yolanda Díaz explicó que, hasta el momento, el Servicio Público de Empleo ha tramitado ya la prestación por desempleo de 620.000 trabajadores afectados por un  ERTE, aunque todavía quedan muchas por gestionar. Y es que, hasta el momento, son cerca de 250.000 las empresas que, por los datos que le constan al Gobierno, ya se han acogido a esta herramienta que busca evitar la destrucción de empleo permitiendo la suspensión de los contratos, asumiendo el Estado los gastos salariales y las cuotas sociales. Cifras provisionales, dijo, porque «hay comunidades que no colaboran y no facilitan los datos». Solo citó a las que proporcionan información actualizada, pero entre las señaladas implícitamente por la ministra por ocultar información están Galicia, Andalucía, Murcia, Extremadura y Canarias, estas dos últimas con gobiernos del PSOE.

Preguntada por si el paro real alcanza ya los cinco o seis millones de personas, contando a los afectados por estos ERTE, Díaz recordó que los trabajadores incluidos en un expediente de regulación temporal de empleo no computan como desempleados porque no lo son. Simplemente tienen sus contratos suspendidos durante un tiempo y luego se reincorporarán a su empresa y lo harán con una garantía de empleo de al menos seis meses.

Escrivá, que anunció que medio millón de autónomos han solicitado ya la prestación extraordinaria por cese de actividad, destacó que este colectivo está resistiendo la crisis mejor que la del 2008, y se mostró confiando en que, una vez que se supere la alerta sanitaria, «la restauración de la actividad económica sea plena, otra cosa es la secuencia temporal». «Lo que estamos intentando hacer es garantizar las rentas de los afectados para que, junto a las medidas para sostener a las empresas, nos permitan una recuperación intensa», destacó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El Gobierno compara el impacto de la crisis con el de los primeros meses del crac del 2008