Colapso en el primer día de la renta

El ritmo de presentación de declaraciones crece un 37 %: ya se registraron 820.000


La Voz

Puede que sea el tiempo libre que deja el confinamiento. O puede que la causa esté en la situación precaria de muchas familias donde los ERTE y los despidos han golpeado con fuerza. Sea cual sea la razón, lo cierto es que la campaña de la renta ha arrancado con fuerza. Solo hasta las 19 horas de este miércoles (el plazo había comenzado oficialmente a las 00.00, aunque desde la tarde anterior el servicio telemático ya estaba operativo) se presentaron más de 820.000 declaraciones, lo que supone un 37 % más que en el arranque de la campaña del año anterior.

De esos contribuyentes más tempraneros, más de 98.000 hicieron el papeleo a través de la app de la Agencia Tributaria para móvil y tabletas, lo que supone un incremento del 54 % en ese canal.

El furor por ser de los primeros en pedir la devolución (y, por tanto, tener más papeletas para cobrarla antes) provocó un colapso en la web del fisco, a la que durante toda la mañana y buena parte de la tarde fue casi imposible acceder, ya que la sobrecarga hacía que apareciera un mensaje de error. Lo mismo ocurrió en la aplicación del móvil, que pasó buena parte del día inaccesible. Problemas que suelen ser comunes en el primer día de la campaña y que ayer se vieron agravados por la mayor afluencia.

Revisar bien el documento

Esa precipitación por presentar el borrador lo antes posible, recuerdan los expertos, puede ser un problema. Así, los técnicos de Hacienda agrupados en el sindicato Gestha destacan que el documento que facilita la Agencia Tributaria no contiene siempre toda la información del contribuyente, por lo que confirmarlo sin revisar e incluir los datos que faltan puede hacer que la devolución sea inferior a la que corresponde. Y ponen como ejemplo el catálogo de 225 deducciones autonómicas que se pueden aplicar o el caso de las prestaciones públicas de maternidad o paternidad, que están exentas de tributar, pero no se recogen en la declaración.

Si es malo equivocarse a favor del fisco, por el dinero que se pierde, peor es cuando nuestros errores lo perjudican. Por eso también es importante que en esa revisión del documento se consignen todas las rentas que percibió el contribuyente el año pasado, por ejemplo, procedentes de alquileres. Porque aunque no aparezcan en el borrador, es el declarante, al confirmarlo, el que asume que este recoge toda la información y se expone a sanciones.

Es cierto que en los últimos años la Agencia Tributaria ha reforzado los controles para evitar que el contribuyente tenga la tentación de ocultar alguna renta. Solo este año, se incluirán más de un millón y medio de avisos alertando a otros tantos declarantes de que a Hacienda le consta que tienen algún inmueble alquilado y que deben consignar las rentas obtenidas en su liquidación del impuesto de la renta. Son más del doble de los 700.000 mensajes que lanzó en la campaña del año anterior.

Se refuerzan, además, de 2,17 millones a 2,32 millones, los avisos por cuentas en el exterior, mientras que se triplican los relativos a las operaciones con criptomonedas, que pasan de las 14.700 alertas del año pasado a las 66.000 de este.

Hay que recordar que el plazo de presentación de la declaración permanecerá abierto hasta el próximo 30 de junio (hasta el 25 de ese mes si se quiere domiciliar el pago) y que a partir de mediados de mayo arrancarán los programas de atención telefónica y en oficina.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Colapso en el primer día de la renta