Los profesionales en teletrabajo no paran y no podrán acogerse al permiso


MAdrid / La Voz

El teletrabajo queda fuera del parón decretado ayer por el Gobierno. Los profesionales que venían desempeñando su actividad profesional desde casa, deberán continuar haciéndolo de la misma forma que hasta ahora, por lo que no podrán acogerse al permiso retribuido recuperable.

El objetivo del Gobierno con este nuevo paso para reforzar las medidas de confinamiento pasa por intentar reducir al máximo el número de contagios, y, en la medida de lo posible, que esto afecte lo mínimo a la economía, por lo que teniendo en cuenta estas dos variables, los trabajadores a distancia se convierten en la opción ideal.

El decreto aprobado ayer en el Consejo de Ministros excluye del permiso retribuido a aquellas personas «para las que sea posible el desarrollo de la actividad en la modalidad de trabajo a distancia», y hace referencia al artículo quinto del decreto publicado en el BOE el pasado 17 de marzo de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19. En este último se dispone que los centros de trabajo deberán intentar «mantener la actividad por mecanismos alternativos, particularmente por medio del trabajo a distancia, debiendo la empresa adoptar las medidas oportunas si ello es técnica y razonablemente posible y si el esfuerzo de adaptación necesario resulta proporcionado. Estas medidas alternativas, particularmente el trabajo a distancia, deberán ser prioritarias frente a la cesación temporal o reducción de la actividad», reza el texto.

España está en el vagón de cola de los países europeos en implementacón del trabajo a distancia El problema para muchas empresas es que a España le sorprendió la crisis del coronavirus en el vagón de cola de los países europeos en lo que referente a la penetración del teletrabajo en la economía. Entre sus compañeros de viaje, el otro país más afectado hasta la fecha: Italia.

Menos del 8 %

Según un informe elaborado de Adecco, solo el 7,9 % de los trabajadores ocupados en España están capacitados técnicamente para poder desempeñar sus funciones profesionales desde su domicilio, una media sensiblemente inferior a la de Galicia (10,3%), pero superior a la del país transalpino, con solo un 5,5%. Esta pobre implantación del trabajo a domicilio en España hasta la fecha ha supuesto que algunas de las pocas compañías que están haciendo su agosto particular en medio de unas condiciones económicas tan adversas como las actuales sean las tecnológicas que cuentan con la facultad de preparar equipos y asesorar a empresas para su adaptación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los profesionales en teletrabajo no paran y no podrán acogerse al permiso