Ojo a las limitaciones en la letra pequeña del seguro del coche

El estado de alarma no varía la cobertura de la póliza, pero esta puede contener excepciones que hay que leer con detenimiento


redacción / la voz

Estado de alarma. Con esta declaración que rige el país, los desplazamientos en vehículos particulares están restringidos. Solo se puede circular por las vías de uso público para ir a comprar comida, repostar, trabajar, acudir al médico, a cuidar a mayores, personas dependientes, con discapacidad o «especialmente vulnerables», y al banco o a entidades de seguros. También se puede coger el coche «por causa de fuerza mayor o situación de necesidad», reza el real decreto del Gobierno.

Aunque la declaración en sí misma del estado de alarma no entraña cambio alguno en las condiciones de cobertura suscritas en las pólizas de seguro, si el cliente sufre un accidente de tráfico, puede encontrarse con sorpresas. Así, fuentes de la Guardia Civil de Tráfico explican que no son raras las cláusulas particulares de los contratos que incluyen excepciones en la cobertura si se dan circunstancias extraordinarias, tales como catástrofes naturales, conflictos armados (con o sin declaración de guerra) o el estado de alarma, excepción o sitio, que nadie imagina que vayan a pasar, hasta que pasan. No todas las compañías aseguradoras incluyen esas excepciones en las pólizas, pero «son habituales».

Pero aun en esos casos en los que la letra pequeña de la cláusula general de exclusiones y limitaciones del seguro del coche habla del estado de alarma, el asegurado mantiene la cobertura si le pasa algo en la carretera. Aunque la compañía tratará seguramente de que sea el Consorcio de Compensación de Seguros el que asuma los gastos en que ha incurrido. Sobre todo si el desplazamiento se ha realizado con una finalidad diferente a las recogidas en el real decreto que declara el estado de alarma.

Aunque desde la patronal de las compañías de seguros (Unespa) reiteran que tal situación excepcional «no modifica las protecciones que ofrece el seguro del automóvil, tanto en su modalidad de a terceros como en el resto de garantías». Así lo corroboran también algunas aseguradoras consultadas por este periódico. Pero insisten en que si alguna cláusula del contrato no se cumple, la cobertura la daría el Consorcio. Desde el sector se explica que se está atendiendo con normalidad a los asegurados, aunque los peritajes de los vehículos que han sufrido daños se realizan telemáticamente -no en persona, en el taller-, y el servicio de grúa da la opción de llevar el coche a la residencia del cliente o a un taller que esté abierto. Estos negocios están llevando a cabo servicios mínimos como consecuencia del estado de alarma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ojo a las limitaciones en la letra pequeña del seguro del coche