¿Cuánto tiempo me puede mandar al paro mi empresa?

Depende de a qué mecanismo se acoja. Si es un ERTE por fuerza mayor, solo mientras dure la emergencia sanitaria, pero si lo aplica por causas económicas puede alargarlo


Redacción / La Voz

Una de las dudas que más atenaza a los españoles estos días es el efecto que el confinamiento decretado por el Gobierno va a tener en el mercado laboral. La obligación impuesta a las empresas de servicios no esenciales para que bajen la persiana y contribuyan así a contener la expansión de la enfermedad pone en riesgo centenares de miles de puestos de trabajo. El goteo es incesante. Solo este lunes, grandes compañías como Seat o Burger King, ambas con más de 14.000 empleados en España, han presentado sendos expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), pero son muchas más las empresas que ya han anunciado ajustes o los tienen en estudio.

Y las dudas abundan. Aunque habrá que esperar a que el Consejo de Ministros aclare mañana el contenido del paquete de medidas para tratar de compensar el shock económico que está produciendo la pandemia, lo que se conoce es que el Gobierno accederá a la petición consensuada por sindicatos y patronal para flexibilizar los ERTE y así evitar el colapso de las empresas y garantizar ingresos a los trabajadores. En concreto, se potenciarán las regulaciones de empleo por fuerza mayor, que permiten acortar los plazos de aplicación.

Y es que el mecanismo que elijan las compañías para hacer el ajuste será determinante. Una nota informativa distribuida la semana pasada por el Ministerio de Trabajo, a través de la Subdirección General de Ordenación Normativa, recuerda que, en ante la crisis del coronavirus, las empresas pueden optar por aplicar un ERTE por fuerza mayor, ya que concurren las causas extraordinarias previstas en la legislación, o uno ordinario por causas económicas.

Podrán alegar fuerza mayor, recuerda el departamento que dirige Yolanda Díaz, tanto las empresas afectadas por la paralización decretada por el Gobierno y la Xunta como aquellas que sufran una merma de su plantilla por bajas y cuarentenas o las que se vean incapaces de producir por falta de suministros. Eso sí, en este supuesto, el ERTE (que deberá ser aprobado por la autoridad laboral) solo podrá extenderse durante el tiempo que dure el estado de alarma o esas alteraciones en el normal funcionamiento de la empresa. Y solo se podrá incluir en esa regulación a los empleados «cuyos contratos de trabajo estén directamente vinculados con la perdida de actividad causada por la fuerza mayor».

Pero las empresas pueden acogerse también a un ERTE por causas económicas o productivas, una herramienta que les da mucha más libertad de actuación, ya que, tal y como recuerda el documento oficial, no limita tan estrictamente el plazo de duración ni el número de trabajadores que pueden verse afectados por la medida.

Si los hijos de un trabajador están sin clase por el coronavirus, ¿tiene derecho a ausentarse? Respondemos a las preguntas de los lectores

La Voz

Vento Abogados & Asesores aclara las dudas de los lectores de La Voz sobre las implicaciones del brote en el ámbito laboral

Cierre de centros educativos, empresas trabajando a medio gas, el reto del teletrabajo y sectores que ven un panorama con serias dificultades. La crisis del coronavirus ha abierto muchas incógnitas en el ámbito laboral y económico. Las medidas adoptadas por las administraciones en las últimas horas han generado nuevas dudas, especialmente, entre las pequeñas y medianas empresas. Vento Abogados & Asesores, aclara las dudas de los lectores de La Voz sobre cómo afrontar este nuevo escenario.

 JOSÉ CARLOS

Si tengo que paralizar la actividad en mi empresa, ¿qué hago con los trabajadores? ¿quién cubre sus salarios?

A día de hoy y a la espera de que se aprueben medidas en materia laboral y de Seguridad Social, la única vía para paralizar de forma temporal la actividad y no asumir el coste del personal sería la recogida en el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores que recoge la suspensión temporal de las relaciones laborales, sin que todavía se haya aclarado si la autoridad laboral considera el COVID-19 un supuesto incardinable en la fuerza mayor. Esta medida permite no incurrir en el coste de las nóminas de las personas trabajadora pero la empresa sigue asumiendo el coste de cotizaciones durante la suspensión temporal de los contratos.  

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

¿Cuánto tiempo me puede mandar al paro mi empresa?