La industria gallega quiere más y lo reclamará en la calle

Los sindicatos convocan una manifestación en defensa del sector electrointensivo para el día 26


La Voz

Los ministerios de Industria y de Transición Ecológica han presentado un estatuto del consumidor electrointensivo que no satisface a casi nadie. Aunque la patronal del sector, AEGE, todavía no se ha pronunciado oficialmente sobre el texto, que está a exposición pública hasta el jueves 20, lo han hecho por ella los sindicatos que defienden los intereses de los trabajadores, y también la Xunta, que ha cerrado filas con las compañías gallegas que dependen de los incentivos públicos para abaratar sus costes eléctricos y, por tanto, ser competitivas en el resto de Europa. Todos presentarán alegaciones al documento con la intención de que sea más generoso, pues la propuesta que está sobre la mesa les resulta insuficiente e inconcreta. Además, los sindicatos ya preparan una movilización para el día 26 en Lugo a la que están llamados a participar todos los trabajadores del sector electrointensivo. Entre otras empresas, están afectadas Alcoa en San Cibrao, Ferroatlántica en Cee, Dumbría y Sabón, y Alu Ibérica en A Coruña.

Qué dice el estatuto

El estatuto contiene tres medidas básicas para compensar costes a la industria con un elevado consumo energético, y que cuentan con la bendición de Europa, subrayan desde Transición Ecológica. Así, el Gobierno aplicará una exención del 85 % en los cargos de la factura eléctrica dedicados a financiar las primas a las renovables, la cogeneración de alta eficiencia y los sistemas eléctricos no peninsulares. El sector también podrá optar a ayudas por los costes indirectos que les supone la compra de derechos de emisión de dióxido de carbono (una medida que ya se está aplicando) y, finalmente, podrán suscribir acuerdos de compra de energía a largo plazo (PPA) con el aval del Estado.

Víctor Ledo, secretario de la Federación de Industria de CC.OO. en Galicia, explicó que en las alegaciones que presentará su sindicato exigirán partidas presupuestarias estables en los Presupuestos Generales del Estado para medidas como la compensación por el CO2, hasta el máximo anual de unos 200 millones que permite la Unión Europea. UGT incluye también esa medida en sus alegaciones y, además, pide que la partida se desligue de los Presupuestos del Estado «pues genera incertidumbre».

Ledo destacó también que pedirán más medidas de compensación, como la rebaja en los peajes de transporte y distribución y la suspensión del impuesto a la generación eléctrica (que repercutiría en una bajada del precio de la electricidad en el mercado). UGT también reclama exenciones fiscales para que a la industria se le descuente de la factura el pago del servicio de interrumpibilidad, pagos por capacidad y fondo de eficiencia energética.

Este sindicato exige, además, que, aparte de las medidas del estatuto, se mantengan los incentivos de las subastas de interrumpibilidad. Javier Carreiro, secretario xeral da Federación de Industria de UGT en Galicia, avanzó que la propuesta de estatuto «non nos convence, porque a industria non será competitiva e non haberá aluminio primario».

Las empresas que se beneficien de estas ayudas podrán reducir empleo y actividad un 85 % sin ser penalizadas, algo que CC.OO. califica como «cierre encubierto» y exige que sean obligadas a preservar el 100 % de la producción y plantilla. UGT reclama que ese porcentaje se eleve como mínimo al 60 %.

La gran industria recibirá al menos 260 millones para rebajar el recibo de la luz

El nuevo Estatuto del Consumidor Electrointensivo beneficiará a 33 empresas radicadas en Galicia

El Gobierno puso por fin ayer sobre la mesa el tan ansiado Estatuto del Consumidor Electrointensivo. Y, visto lo visto, no parece que la larga espera haya merecido finalmente la pena. Al menos en cuanto a lo que a sorpresas se refiere. Más bien pocas.

Beneficiará a unas 600 industrias con alto consumo eléctrico, a las que se bonificará en un 85 % los cargos de su factura, lo que les supondrá un ahorro conjunto de unos 90 millones que, sumados a las compensaciones por costes de CO2 (172 millones el pasado año), elevarán a más de 262 millones el apoyo a estas industrias.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La industria gallega quiere más y lo reclamará en la calle