¿Sabe por qué el 75 es un número clave de las hipotecas?

Si usted pide un préstamo para comprarse una vivienda, tiene que saber que por regla general no se la darán si la suma de su edad y los años a los que pida el préstamo pasan de los 75


Cuando me comentaron que el 75 es un número muy a tener en cuenta en las hipotecas, pregunté la razón. Y me contestaron que hay que tenerlo en cuenta casi tanto como cuando quieres quedarte embarazada y no paras de retrasarlo y piensas «de los 43 no paso». Al grano, si usted pide una hipoteca tiene que saber que -por regla general- no se la darán si la suma de su edad y los años a los que pida el préstamo pasan de los 75. Sí, es cierto, esta regla existe aunque no hay ninguna limitación legal. Acudiendo a tres entidades financieras como consumidora de 50 años (mi edad real es 56), las tres me dijeron lo mismo: lo sentimos, tiene que pedir el crédito a menos años. Claro, esa es una posibilidad, pero en este caso lo que ocurre es que se incrementan las cuotas mensuales a pagar.

Desde la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin), recuerdan que no hay límite legal de edad para solicitar una hipoteca, pero reconocen que como praxis bancaria genérica se analiza el perfil del cliente: edad, ingresos recurrentes, etcétera (puede darse el caso de que el solicitante, pese a su edad, disponga de un ahorro que le permita amortizar rápidamente la deuda hipotecaria), y como norma general se hace una proyección a futuro de modo que se sume a la edad del solicitante el plazo que se pide (normalmente 20 o 30 años) y que entre dentro de unos parámetros de pago posible.

Esta organización explica que los consumidores tienen que tener en cuenta otras cuatro cuestiones básicas en el momento de solicitar un préstamo hipotecario:

1. Planteamiento financiero de la operación. Es básico hacer números previamente para saber de antemano qué se va a pedir a la entidad. En términos generales, dado que toda contratación de producto o servicio bancario está sujeta a la negociación con la entidad, estas conceden el 80 % del valor de tasación del inmueble teniendo que disponer el solicitante del 20 % restante.

2. Costear la tasación del inmueble. Con la entrada en vigor de la Ley de Contratos Hipotecarios el año pasado, se aclaró la cuestión de qué parte asumía los costes aparejados a la constitución de la hipoteca. A la entidad corresponden: notaría, gestoría, registro e impuesto (Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, el IAJD). Y al cliente, la copia registral y la tasación. Este último punto es especialmente importante porque algunas entidades ofrecen costear la tasación. Desde Asufin aconsejan al consumidor que asuman el coste de la tasación y lo efectúen en una firma independiente de su confianza ya que ello les permitirá comparar las ofertas con la seguridad de que el inmueble está tasado de forma rigurosa.

3. Atender con cuidado al tema comisiones. Todas ellas son negociables y es importante hacerlo, dado que el préstamo hipotecario es un producto firmado para un largo plazo y lo que hoy resulta quizá accesorio en el futuro puede ser clave; por ejemplo, la comisión de amortización parcial. Cuando se disponga de un dinero para amortizar parte de la deuda, resultará ventajoso no disponer de una comisión que nos penalice con un determinado porcentaje de la operación.

4. No es obligatorio suscribir con la entidad ningún tipo de servicio adicional. Hablamos de domiciliar la nómina, los recibos, contratar tarjetas o seguros de vida que garanticen al banco el cobro de la hipoteca. La ley de contratos hipotecarios, de hecho, prohíbe expresamente la obligación de contratar productos vinculados, excepto el seguro contra incendios que es preceptivo por ley. Pero aquí entramos de nuevo en el terreno de la negociación: el banco puede ofrecer mejores condiciones si plantea la posibilidad de suscribir algún producto. En este caso es importante hacer cuentas porque no siempre la rebaja del diferencial le ahorra dinero al potencial comprador.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

¿Sabe por qué el 75 es un número clave de las hipotecas?