El frenazo económico echa por tierra la creación de 140.000 nuevos empleos

El Gobierno oscurece sus previsiones: la tasa de paro se estanca en los dos dígitos


Redacción

Los destellos con los que brillaba la economía española en la primera mitad del 2019 se extinguen. Poco queda de aquellos meses de calma dulce. Las cifras han obligado al Gobierno de Sánchez a poner los pies en el suelo y hacer frente a una realidad amarga para un Ejecutivo que apenas ha echado a rodar: la economía se enfría y, con ella, las expectativas de empleo

Según los cálculos de la ministra de Economía, Nadia Calviñoel crecimiento perderá fuelle este año y lo hará a un mayor ritmo del esperado. Si en octubre su equipo predecía un crecimiento del 1,8 % del PIB, ahora esa cifra adelgaza hasta el 1,6 % para el 2020, el 1,5 % en el 2021 y el 1,6 % en el 2022. Unos datos que imprimen más presión sobre las cuentas públicas que están por aprobar.

Las cosas se ponen especialmente complejas en lo que se refiere a la creación de empleo. El ritmo se reducirá al 1,4 %. Son seis décimas menos de lo previsto inicialmente. Un umbral insuficiente para mantener el pulso de los últimos cinco años. ¿En qué se traduce este tropezón? En que la economía española echará por tierra la creación de 140.000 nuevos empleos en comparación con el 2019. El Ejecutivo central tendrá que conformarse con anotar 275.000 nuevos trabajos, una de las tasas más bajas desde el final de la crisis. Se trata de una de las consecuencias de los «malos legados de la crisis», según Calviño, quien alegó en favor de su equipo que el crecimiento que experimenta el país en estos tiempos es «más robusto» y «equilibrado» que el que precedió al estallido de la crisis.

Lo cierto es que la desaceleración amenaza con contagiar la gripe a todos los indicadores económicos. El crecimiento del PIB y el empleo pierden fuelle y la tasa de paro se estancará en el 13,6 % este año. La falta de dinamismo, sumado al aumento de la presión fiscal y los gastos laborales, podrían frenar el descenso continuado de la cifra de desempleo, que no bajará de los dos dígitos hasta, como muy pronto, el 2024. Y eso si las cosas no se vuelven a torcer. Por el momento, las inversiones, un buen indicador del sentimiento empresarial, sufrirán un frenazo del 2,4 % al 1,3 %.

El Gobierno fía toda su suerte al mantenimiento de la demanda interna (1,5 %) y el buen hacer de las exportaciones (2,7 %). Tendrá que cruzar los dedos bien fuerte porque la primera podría quedar cercenada por la necesidad de ahorro que manifestaron los hogares españoles el año pasado. El volumen de dinero reservado en la hucha aumentó ante la incertidumbre y los vientos fríos que empiezan a soplar sobre las economías. También será muy arriesgado jugar todas las cartas a las ventas en el exterior. Los negocios volcados en las exportaciones están más expuestos a los vaivenes comerciales con Estados Unidos y China.  

Menos ambición

El escenario de fatiga ha forzado a Calviño a fijar un objetivo menos ambicioso para el déficit del 2020 y subirlo este año hasta el 1,8 %, frente al 1,7 % que estableció el pasado mes de octubre y el 1,1 % previsto en el último proyecto presupuestario, tumbado por el Congreso. El 1,1 % de ese déficit corresponde a la Seguridad Social, un 0,5 % a la Administración Central y el 0,2 % a las comunidades autónomas. El Gobierno defiende la reformulación de las cuentas para que la reducción del déficit y la deuda pública no se haga a costa de poner en riesgo el crecimiento y el empleo. Los nuevos objetivos «son realistas» y «no venden humo», sostuvo la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, haciendo una comparativa con las cuentas del equipo del expresidente Mariano Rajoy.

Las cifras están sobre la mesa y, a pesar de la dificultad de cuadrarlas, el Gobierno mantiene la subida del techo de gasto. Todavía queda por saber si las cuentas le salen a Bruselas.

¿Cuáles serán los trabajadores más buscados y mejor pagados del 2020?

S. Cabrero

Las empresas demandan perfiles como el de arquitecto de la nube, programadores o ingenieros, pero también médicos del trabajo

Mientras el mercado laboral sigue lamiéndose las heridas que le dejó la última crisis económica y algunos trabajadores continúan con dificultades para encontrar un puesto de trabajo, hay profesionales que tienen la suerte de no conocer qué es el paro. De hecho, las empresas se pelean por captar su talento. Y lo hacen talonario en mano.

La consultora Spring Professional de Adecco hizo público ayer un informe que analiza cuáles serán los perfiles más demandados y mejor pagados a lo largo de este año 2020. Y tal y como aseguran los expertos de esta consultora, las cosas han cambiado bastante en los últimos años. Muchos de los perfiles que aparecen en su informe son incluso desconocidos para muchos españoles.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El frenazo económico echa por tierra la creación de 140.000 nuevos empleos