CaixaBank, que registró un beneficio de 1.700 millones, da por cerrada la reorganización de la red

El presidente del banco rechaza cualquier subida de impuestos al sector

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, a la derecha, y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar
El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, a la derecha, y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar

valencia / colpisa

CaixaBank ganó 1.705 millones en el 2019, lo que supone un 14,1 % menos, debido al impacto del expediente de regulación de empleo (ERE), que supuso la salida de más de 2.000 empleados. Ese proceso le costó al banco 978 millones, aunque el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar, descartó que el grupo vaya a acometer otro proceso similar este año, aunque las bajas continuarán ligadas a prejubilaciones o modelos similares voluntarios.

El presidente del grupo, Jordi Gual, reconoció que «los tipos suponen un viento de cara en la actividad bancaria» y que la política de intereses en mínimos del BCE seguirá impactando en el resultado del banco. En cualquier caso, Gual anticipó que el banco «ha conseguido anticipar los objetivos del plan estratégico» previsto para finales del 2021. En las zonas rurales mantiene un millar de oficinas, que no ha tocado en su plan de ajuste de la red. Y en las zonas urbanas, apuesta por las sucursales más centradas en el asesoramiento personalizado.

Gual se refirió a una hipotética subida de impuestos a la banca para rechazarla. «Detrás de las sociedades hay accionistas, y en nuestro caso la obra social, que ya pagan su IRPF y ya contribuyen», afirmó. Además, añadió que «no existe razón alguna para subir impuestos a la banca porque ya paga más que otros sectores». Y también rechazó que «las empresas grandes tengan que pagar más que las pequeñas». «La presión fiscal tiene que vigilarse en la medida en que las empresa españolas compiten en el conjunto del mercado único internacional», apuntó.

Sin tener en cuenta el impacto del acuerdo laboral, que en términos netos fue de 685 millones, el banco habría ganado 2.390 millones, un 20,4 % más.

Por negocios, el bancario y de seguros realizó una contribución al resultado del grupo de 1.060 millones, mientras que las participaciones, 313 millones; y el negocio del banco portugués BPI, 332 millones.

Respecto a la evolución del negocio bancario, destacan la evolución de los ingresos básicos, que se sitúan en 8.316 millones, un 1,2 % más, y el margen de intereses, 4.951 millones (+0,9 %).

CaixaBank, con 13,7 millones de clientes en España y 6,5 millones digitales, resaltó también que avanza más rápido de lo previsto en su transformación con la apertura de nuevas oficinas store, de las que contempla tener más de 600 en junio próximo.

El banco descarta tanto fusiones como cobrar a los particulares por los depósitos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

CaixaBank, que registró un beneficio de 1.700 millones, da por cerrada la reorganización de la red