Ribera sobre el adiós del presidente de REE: «Si no está cómodo, es comprensible que se vaya»

Niega las injerencias que denunció Jordi Sevilla, al que atribuye «una gran capacidad expansiva en términos de comunicación»


La Voz

A bofetadas (virtuales). Así parece haber acabado la relación entre el último presidente de Red Eléctrica de España (REE), Jordi Sevilla, y la ministra para la Transición Energética y una de las vicepresidentas del Gobierno, Teresa Ribera, que le ha dedicado unas duras, aunque elegantes, palabras. Así, lo ha calificado como «un señor al que conocemos todos, con una gran capacidad expansiva en términos de comunicación, y si no se siente cómodo en el contexto regulatorio que dice, quizá es comprensible que se vaya». O sea, que Ribera le llama bocazas de forma muy elegante.

Sevilla dimitió el martes como presidente de REE. Entre los motivos alegados, las discrepancias con las instrucciones regulatorias que le llegaban del ministerio. Diferencias aireadas en una carta dirigida a los miembros del consejo de administración del operador del sistema eléctrico que no le han gustado un pelo a la ministra. De hecho, Ribera ha negado que ella haya influido en esa decisión: «Tenemos mucha rumorología, pero jamás ha habido una injerencia por parte de esta ministra».

Ribera ha agradecido a Sevilla su esfuerzo por intentar consolidar la empresa, que ha calificado como una de las «joyas de la corona» del Ibex 35, y ha sostenido que REE necesita una relación fluida con el Gobierno. Ahora «lo más importante es que esta empresa, en pleno proceso de cambio, de apertura y de introducción de nuevas actividades, recupere la tranquilidad», tras la salida de Sevilla, que ha calificado de «particularmente llamativa».

REE es una empresa privada porque el 80 % de su capital cotiza en bolsa. Pero el 20 % restante está en manos de la Sociedad Estatal de Participación Industriales (SEPI), adscrita al Ministerio de Hacienda. Ningún accionista puede atesorar más del 3 %. (pinche aquí para comprobar el accionariado)

Por eso, es privada, pero el rumbo lo marca el Gobierno de turno, también para proponer presidente y consejeros. Además, la actividad de Red Eléctrica está casi restringida a actividades reguladas, como el transporte de electricidad, con una retribución propuesta por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, pero que debe ser bendecida por el Gobierno. De hecho, Sevilla criticó públicamente los recortes en la retribución, lo que levantó más ampollas en el seno del Ejecutivo.

REE se trata de una compañía que vive en una especie de jaula de oro. Es independiente, pero no lo es. Y Jordi Sevilla quiso volar más allá de donde le permitía Ribera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ribera sobre el adiós del presidente de REE: «Si no está cómodo, es comprensible que se vaya»