El beneficio del Santander cae un 17 % por el «brexit», pero subirá el dividendo

Botín destacó que en cinco años ha «más que doblado» el abono en efectivo por acción


Madrid / La Voz

El brexit, que mañana se consuma, lastró en el 2019 los resultados del Santander. El banco ganó un 17 % menos (6.515 millones), pese a alcanzar en el ejercicio unos ingresos récord de 49.229 millones de euros (un 2 % más) y cerrar el cuarto trimestre disparando un 35 % su beneficio (hasta los 2.783 millones). Pese al impacto del Reino Unido -un ajuste negativo de casi 1.500 millones, anunciado el pasado septiembre-, el mercado acogió con euforia unos resultados mejores de los esperados, ya que el precio de la acción se disparó un 4,41 %, hasta los 3,7 euros por título.

Precisamente la presidenta del banco, Ana Botín, anunció ayer, durante la presentación de los resultados anuales, un aumento del dividendo en efectivo por título (la decisión del consejo de administración deberá ratificarla la junta general de accionistas), de modo que al primero pagado el pasado noviembre, de 0,10 euros por acción, se sumará un segundo de 0,13 euros, de los que 0,10 serán en efectivo y el 0,03 restante en el formato dividendo elección.

Botín aseguró que esta nueva retribución a los accionistas obedece a los «muy buenos resultados» del ejercicio, y destacó que en los últimos cinco años, con el nuevo equipo gestor que ella lidera, el dividendo en efectivo se ha «más que doblado». «Hemos devuelto a los accionistas 18.000 millones de euros», señaló, comprometiéndose a incrementar el dividendo en el futuro de forma «lo más alineada posible» con lo que crezca el beneficio, manteniendo su política de distribuir entre un 40 y un 50 % del mismo.

Hacer «banca responsable»

Volviendo a las cuentas del 2019, la presidenta subrayó que el banco mejoró «una vez más» sus resultados en todas las regiones en las que opera, sobre la base de hacer una «banca responsable», con la que el cliente quiera trabajar, superado el revés reputacional que supuso la crisis financiera. Con 145 millones de clientes, la entidad destaca especialmente la buena evolución de los digitales (los que usan banca por Internet o en el móvil), cuyo número aumentó en cinco millones en el último año, hasta los 37.

Botín también se detuvo en el incremento de clientes vinculados (21,6 millones, tras crecer un 9 %), así como en la «fuerte» generación de capital de los últimos doce meses que, sin embargo, se vio afectada por los impactos regulatorios. El grupo espera cerrar este año con una ratio de capital de máxima calidad cercana al 12 %, tras subir en el 2019 desde el 11,3 al 11,65 %.

Brasil, la joya de la corona

Por áreas geográficas, la contribución de Europa al beneficio ordinario del grupo fue del 47 %, seguida de Sudamérica (37 %) y Norteamérica (16 %). En lo que respecta a países, frente al lastre que supuso el negocio en el Reino Unido (que cayó un 16 %), Brasil fue el contrapunto. Repitió como joya de la corona, aportando a los beneficios del grupo casi 3.000 millones de euros y creciendo un 16 %. En España, completada ya la integración del Banco Popular (el coste del ERE rebasó los 800 millones), la ganancia ascendió a 1.585 millones, un 2 % más que en el ejercicio anterior.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El beneficio del Santander cae un 17 % por el «brexit», pero subirá el dividendo