Uniqlo codicia el trono de Zara

París, capital de la moda, es el campo de batalla entre la «low-cos» japonesa y la gallega


Vigo / La Voz

París es la capital de la moda, pero también el campo de batalla donde la cadena low-cost Uniqlo, japonesa, y Zara, gallega, libran su particular guerra en Europa por la expansión de sus mercados. La presión es tal que en el centro comercial Les 4 Temps del barrio de La Defense, una zona de oficinas, han instalado sus tiendas una junto a otra. Es un símbolo del marcaje que hace la recién llegada a Europa a su admirado rival de Arteixo.

En París hablan ya de la batalla entre «básicos». Muchos residentes en París admiten que la ropa de Uniqlo tiene unos precios que compiten directamente con los de Zara y la ven como su principal rival por el tipo de ropa informal que vende. La marca, que se anuncia como «tecnología japonesa», se ha puesto de moda y ya tiene sus fans. Pero una residente en París cree que la cadena gallega saldrá victoriosa: «Creo que la gente prefiere Zara a Uniqlo. Mi impresión es que Zara se asocia más a la calidad». La batalla sigue abierta para atraer a una clientela dividida.

 Y una mirada a los escaparates de ambas cadenas hace evidente esta guerra de precios y de diseños en la que la moda generalista lucha contra prendas sencillas, únicas, asequibles y que no tienen un solo uso. Por ejemplo, Uniqlo apuesta por su ropa íntima o de abrigo de alta tecnología Heattech, que aumenta el calor corporal. Es un tejido especial, de su invención.

Cuenta la leyenda que el fundador de Uniqlo, Tadashi Yanai, visitó España hace muchos años y al ver las tiendas de Zara comprendió el potencial de una marca global que ajustaba calidad y precio. Por ello, quiso hacer su propia versión de la cadena a la japonesa y se centró en vender básicos y extenderse por Asia. A imagen de gual que la fórmula Zara, Uniqlo lo produce y distribuye todo ella misma para ahorrarse el coste de los intermediarios. Pero la firma japonesa no es un clon de la factoría de Arteixo. Ha generado su propio estilo. Una mezcla de diseño nórdico, tecnología suiza y precios y calidad semejantes a los de su competidor gallego. «Nuestras prendas son sencillas y básicas, a la par que universales, por lo que se pueden combinar libremente y con estilo propio, sea cual sea, cualquier día del año», dice la web oficial de los asiáticos.

Ahora, Uniqlo tiene más de mil tiendas en el mundo pero en Europa apenas ha desembarcado con 80. Al igual que Zara, los japoneses apuestan por tener presencia en las principales calles comerciales de Londres y París, con nueve tiendas en cada una, y abrir sus flagships en edificios de grandes capitales como Berlín, Colonia, Milán, Bruselas, Ámsterdam, Copenhague o Estocolmo. En España, suma cuatro tiendas. En octubre del 2019 desembarcó con la apertura de un gran edificio en la calle Serrano de Madrid, y en Barcelona tiene abiertos tres almacenes. La cadena selecciona calles comerciales o de alto poder adquisitivo, como el paseo de Gracia. Aún no se ha expandido a Portugal.

Uniqlo, perteneciente al grupo Fast Retailing, factura casi 20.000 millones al año y ya se ha hecho un hueco entre los grandes del sector como H&M, Gap o Zara.

De la idea de la batalla que se libra da buena cuenta el centro comercial parisino de Les 4 Temps, en La Defense. Un barrio de grandes rascacielos trufado de oficinas a las que acuden a diario miles de ejecutivos y hombres de negocios. El imperio Inditex está presente con Pull & Bear, Zara Home o la propia Zara. Justo a su lado se ha instalado Uniqlo, con unos diseños llenos de color y patrones sencillos que la distinguen del buque insignia de la multinacional gallega, más generalista.

 Entre sus promociones incluye abrigos o chalecos ultraligeros por menos de 50 euros, camisas de franela por 29,9 euros, camisetas térmicas por 12,9, pantalones de algodón largo por 39,9, calcetines por 2,90 o bufanda de cachemira por 39,9 euroso.

Los parisinos han descubierto estos precios populares y, poco a poco, crece la afición de los galos por la cadena asiática. Si estos precios se comparan con los de Zara se verá que son parecidos. Y ambas presumen de calidad y cuidar la perfección. El cliente decidirá.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Uniqlo codicia el trono de Zara