La inmobiliaria de Jove adquiere suelo para su tercera promoción en Pamplona

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

avantespacia

Avantespacia prevé construir 72 viviendas en altura, diseñadas con criterios de sostenibilidad y eficiencia energética

20 ene 2020 . Actualizado a las 19:27 h.

Avantespacia, la división inmobiliaria de Inveravante (el grupo a través del cual canaliza sus inversiones el empresario Manuel Jove), acaba de adquirir un nuevo suelo en Pamplona para desarrollar la que será su tercera promoción inmobiliaria en la capital navarra.

Se trata de una parcela de más de 9.700 metros cuadrados ubicada en una zona próxima al campus universitario, una de las áreas de expansión natural de la ciudad, que la inmobiliaria de Jove ha comprado a Altamira-Metrovacesa.

En ese suelo, Avantespacia prevé construir 72 viviendas en altura, una promoción de segmento medio-alto, que «será diseñado con elevados parámetros arquitectónicos y de sostenibilidad y eficiencia energética, siguiendo los estándares de construcción Passivhous», explica la empresa en un comunicado.

Además de este, Avantespacia tiene otras dos promociones más en marcha en Pamplona: un complejo residencial frente a la glorieta de Cuatrovientos, de 128 pisos de entre 2 y 4 dormitorios (diseñados también con criterios de sostenibilidad y confort térmico), y otro en la plaza Felisa Munárriz, que está pendiente de licencia para iniciar las obras.

2.500 viviendas en cartera

La compra de esta parcela en Pamplona suma más metros cuadrados a la amplia cartera de suelo con la que cuenta la división inmobiliaria de Inveravante, que tiene en promoción más de 2.500 viviendas en zonas prémium de Madrid, Andalucía, Canarias, Asturias, Navarra, Aragón, Baleares y Galicia.

Avantespacia, la inmobiliaria de Jove, promueve casi mil viviendas en Galicia

Gabriel Lemos

Manuel Jove apuesta de nuevo con fuerza al negocio inmobiliario. Lo hace ahora bajo la marca Avantespacia, que en enero inició una nueva etapa. Tras tres años de alianza estratégica, su brazo inversor, Inveravante, compró al BBVA la participación del 30 % que el banco tenía en la sociedad que habían constituido de forma conjunta en el 2016. En aquel momento, la entidad contaba con una buena bolsa de suelos listos para su desarrollo, y el empresario gallego -que tras la venta de Fadesa siguió activo en el sector inmobiliario, aunque centrando su actividad en el extranjero- aprovechó la oportunidad para crecer de nuevo en España, que volvía a despegar tras años de profunda crisis.

Seguir leyendo