Havila recapacita y pide precio a Barreras para hacer sus dos cruceros sobre un nuevo diseño

La noruega contrató los buques a Turquía pero no están en vigor


vigo / la voz

«Si alguien entiende lo que está pasando en Barreras, por favor, que me lo diga», manifestaba ayer un operario a su compañero, ante el semáforo en rojo a las puertas del astillero.

A sus espaldas permanecen almacenados gigantes bloques de acero, pertenecientes a los dos cruceros encargados por la naviera noruega Havila en el 2017, y paralizados por sus impagos. Ambos barcos, valorados en 130 millones de euros cada uno, se cayeron de la cartera de pedidos de Barreras después de que el pasado mes de noviembre el propio astillero decidiera rescindir el contrato. Fue una medida de precaución por temor a que Havila decidiera ejecutar las garantías de reembolso de sus dos buques, por un importe total de 36,8 millones de euros.

Y, efectivamente, así lo hizo. Pero mientras el conflicto se dirime en la corte de Londres, ambas compañías han decidido darse una inédita nueva oportunidad. Así lo explicaron ayer fuentes próximas al astillero, según las cuales, en una reunión celebrada el pasado jueves en Oslo entre el representante legal de Barreras y la dirección de Havila, la armadora noruega entregó al astillero vigués el proyecto rediseñado de los dos cruceros (el anterior presentaba problemas de capacidad de carga), e invitó a Barreras a presentar una nueva oferta.

Firmados con Tersan

La nueva alternativa competirá con la oferta del astillero turco Tersan, con quién Havila ya ha firmado el contrato de ambas unidades, aunque está pendiente de entrar en vigor, por problemas de financiación de los noruegos.

Fuentes de las conversaciones aseguran que estas dificultades crediticias de la armadora para hacer los cruceros en Turquía, que son las que provocaron los primeros problemas de pagos en Barreras, son la razón de que los noruegos hayan reconsiderado la posibilidad de construirlos en Barreras.

Barreras tiene dos semanas para presentar una oferta que compita con el turco Tersan Tal decisión favorecería al astillero vigués por partida triple. No habría juicio en Londres, no se produciría la ejecución de garantías, y The Ritz Carlton tendría el camino despejado para conseguir los derechos de voto de Pemex (propietario del 51 % del astillero) y Naviera Albacora (con el 24,5 %) para tomar por fin el control de Barreras y terminar la construcción de su crucero, el Evrima.

Suena a cuento de la lechera, porque, según fuentes consultadas, el astillero necesitará al menos dos semanas para presentar una oferta sobre el nuevo proyecto de los cruceros. Pero lo más difícil, dada la situación de preconcurso de acreedores en la que se encuentra, es que Barreras consiga emitir garantías de reembolso para ambas construcciones.

En todo caso, la posibilidad de que los dos cruceros noruegos entren de nuevo en la cartera de pedidos es la mejor garantía para que el astillero consiga salir adelante y garantizar su futuro, más allá del cruceros de The Ritz Carlton.

Voluntad de acuerdo

Desde la armadora estadounidense se sigue trabajando en el acuerdo con los socios de Barreras que permita hacerse con los derechos de voto (no con las obligaciones que conlleva ser accionista) para hacerse con la gestión de la empresa.

También desde el accionariado de Barreras se habla de un retraso en el acuerdo, pero superable. El retraso obedecería a la negativa de Pemex a ceder sus derechos políticos en el astillero a The Ritz Carlton, sin que ello lo exima de las obligaciones y cargas que pesan sobre la empresa, como la ejecución de garantías de Havila, si finalmente los cruceros acaban en Turquía.

En todo caso, la situación de hoy es más optimista que la de ayer. «La voluntad de acuerdo sigue sobre la mesa. Estos próximos días seguirán las negociaciones», aseguraron ayer fuentes de los socios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Havila recapacita y pide precio a Barreras para hacer sus dos cruceros sobre un nuevo diseño