Lluvia de millones en la Bolsa, donde siempre toca la lotería

Los dividendos se han convertido en un auténtico maná para los inversores internacionales


redacción / colpisa

Lluvia de millones en la Bolsa, el paraíso de los inversores donde siempre toca el Gordo. Casi doce veces más que todos los premios de la Lotería de Navidad es lo que han recibido este año en dividendos los accionistas de las empresas que cotizan en la Bolsa española.

El botín amasado en el 2019 asciende a 30.000 millones de euros, un 8,9 % más que en el año anterior. La cifra podría alcanzar en el 2020 los 32.000 millones de euros porque se han anunciado aumentos en las bonificaciones en vista de los riesgos que se ciernen sobre el futuro Gobierno. Unas cifras que convierten al Gordo de la Lotería y premios restantes (2.380 millones de euros) en el chocolate del loro. ¿Cómo es posible? La rentabilidad anual por dividendo en el parqué español alcanzó el 4,6 %, situando a la Bolsa en posiciones de liderazgo a ojos de los inversores internacionales. Son precisamente esos jugosos beneficios los que aportan atractivo, asegura el consejero delegado de Bolsas y Mercados Españoles (BME), Javier Hernani. Así se explica que el 48 % de las acciones de empresas cotizadas españolas esté en manos extranjeras. Hace poco más de una década esa cifra se limitaba al 34 %.

Más rentables

En estos tiempos de tipos de interés caninos, los 52 valores cotizados en Bolsa están ofreciendo una rentabilidad anual por dividendo casi once veces mayor (4,6 %) que la que reporta el bono español a 10 años (0,43 %). Al menos 23 empresas han pagado una rentabilidad superior al 4 % y otras 16 compañías la han subido por encima del 5 %.

Desde el 2007 hasta la fecha, el reparto anual de dividendos nunca ha bajado de los 23.000 millones de euros y en los últimos cuatro años siempre ha superado los 27.000 millones, al calor de la recuperación de la confianza en la economía.

Los índices que ofrecen retribuciones más estables a los accionistas volvieron a mostrar en el último año un comportamiento más positivo que los que solo recogen la evolución de los precios de la acción. En noviembre del 2019, el Ibex con dividendos registraba un rendimiento anual del 13,59 %, lo que supone 4,08 puntos porcentuales por encima de la rentabilidad del Ibex 35 (9,5 %). Aún así, ambos acumulan un crecimiento del 113,46 % y del 57 % respectivamente si se comparan con los mínimos de la crisis (2012).

Aunque buena parte de los accionistas ya han recolectado los frutos de sus cosechas, todavía quedan pendientes quienes apostaron por Red Eléctrica (0,2727 euros por acción) o Repsol, que pagará el próximo jueves 0,4240 euros por acción a quienes prefieran cobrar los dividendos en efectivo en lugar de especias (acciones).

Tecnológicas en cabeza

Si hay empresas que se han revalorizado este último año, esas son las dedicadas a los subsectores de investigación y nuevas tecnologías. Así, Energías Renovables subió un 56,1 %; Aeroespacial un 59 % y Productos Farmecéuticos y Biotecnología un 36,1 %. Pero, como las monedas, toda cara tiene su cruz: los mayores descensos bursátiles se registraron en el sector financiero (-6,5 %), donde los bancos llevan acumulada una pérdida de cotización hasta noviembre del 8 %, y en las empresas dedicadas al negocio inmobiliario, que han bajado un 12,1 % por el temor de los inversores a un cambio de ciclo en el sector.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Lluvia de millones en la Bolsa, donde siempre toca la lotería