La industria, en «shock» por la escasez de fondos para la subasta eléctrica, que será de las últimas

El Gobierno avanza que sigue trabajando en un marco retributivo estable para el sector


La Voz

La industria electrointensiva, sector que agrupa a empresas que como Alcoa consumen gran cantidad de electricidad en sus procesos productivos, confiesa estar en estado de shock. El motivo, los escasos incentivos que repartirá el Ministerio para la Transición Ecológica en la próxima subasta del servicio de interrumpibilidad para la primera mitad del 2020: 62 millones, frente a los 98 del mismo período del 2019. El sector augura un hundimiento de la competitividad, lastrada por el elevado precio de la electricidad en España. La Asociación de Empresas con gran Consumo de Energía, así como el conselleiro de Industria, Francisco Conde, reclaman al Gobierno medidas alternativas urgentes, entre ellas, el prometido estatuto para la industria electrointensiva. Un documento con medidas estables de apoyo que acumula meses de retraso.

En teoría, un Gobierno en funciones no podía impulsar el texto, vía real decreto, pero la patronal recuerda que sí ha podido hacerlo el 22 de noviembre pasado para diseñar un marco retributivo estable para las renovables. Lo mismo que exige el sector industrial.

El ministerio ha dado explicaciones sobre lo rácano de la subasta. El secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal, vino a decir que hay nueva puja de milagro. Porque España se expone a ser sancionada por ello por la Comisión Europea. «Les tuvimos que prometer que el 2019 era la última vez que iba a haber una subasta de interrumpibilidad porque las normas europeas no lo permiten. Hemos forzado la situación para que haya otra».

El ministerio informó de que está «trabajando para avanzar en la tramitación del real decreto del estatuto de consumidores electrointensivos» y recordó que apoyan a la industria con fondos de compensación de costes indirectos de dióxido de carbono: 200 millones entre el 2018 y el 2019.

Los comités de empresa de Alcoa en San Cibrao y de Ferroatlántica criticaron también el recorte de fondos de las subastas porque puede poner en peligro la viabilidad de las fábricas.

Francisco Conde se mostró «decepcionado» con la política energética del Gobierno central, que está generado «situaciones de emergencia» en el sector de las industrias electrointensivas tras llevar «más de un año» de espera por un precio de energía «que las haga competitivas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La industria, en «shock» por la escasez de fondos para la subasta eléctrica, que será de las últimas