Un innovador de la industria pesquera que erró en la gestión

La Voz VIGO / LA VOZ

ECONOMÍA

Oscar Vazquez

Su talante personalista lo sitúan en el centro de todas las acusaciones por la quiebra de Pescanova

03 dic 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Hasta hace poco más de seis años, Manuel Fernández de Sousa-Faro (Mérida, 1951) era un distinguido y respetado empresario gallego.

Admirado por sus colegas empresarios y por el mundo de las finanzas, contra el que ahora carga su defensa; elogiado y favorecido por las administraciones, premiado por instituciones, se enfrenta a la acusación de un total de nueve delitos, que sitúan sobre su cabeza todo el peso de la ley por su presunta responsabilidad en la quiebra del grupo Pescanova.

Ed Carosía

Nada en su brillante trayectoria profesional, durante casi tres décadas al frente del mayor grupo pesquero de España, hacia posible presagiar su caída aquel surrealista y convulso mes septiembre del 2013, cuando nadie podía dar crédito a lo que estaba pasando. La gran Pescanova no conseguía aprobar las cuentas.