Barreras ordena su disolución

El astillero llevará hoy al juzgado su liquidación preventiva


Vigo / La Voz

Las decisiones se precipitan en Hijos de J. Barreras. El astillero tiene previsto hacer llegar esta mañana al juez la petición de disolución de la sociedad acordada por el consejo de administración para proteger el futuro del astillero, mientras sigue negociando su salida a flote.

Pero antes de dar curso a este formulismo legal, obligatorio cuando una sociedad entra en causa legal de disolución, como es el caso, el consejo de administración del astillero adoptó el pasado viernes otra decisión para proteger sus intereses.

Una vez presentado el expediente de disolución, el astillero tiene previsto seguir negociando a múltiples bandas para conseguir rearmar el accionariado con la entrada de la Xunta, a través de Xesgalicia, y la aportación de capital de Uninaval, las empresas acreedoras.

Buscar el equilibrio

La suma necesaria para que Barreras recupere el equilibrio patrimonial si la auditoría de Deloitte que todo el mundo espera no depara sorpresas, se sitúa en torno a los 17 millones de euros, a los que The Ritz Carlton se ha comprometido a sumar hasta 60 más para acabar la construcción de su crucero.

Entre tanto, el comité de empresa del astillero insistía ayer en que el futuro de la empresa no puede estar ligado a la conclusión de «un solo barco». El presidente del comité, Sergio Gálvez (UGT), reiteró que los representantes de los trabajadores no tienen información acerca de las negociaciones entre los accionistas, el armador o las Administraciones. «El consejo no tiene un discurso único, cada uno juega su táctica, pero pasa el tiempo y se siguen quemando etapas», dijo, insistiendo en que «no es lógico» que se ponga sobre la mesa un acuerdo solo para acabar el barco de The Ritz Carlton. «La solución no pasa por construir un barco durante ocho meses, que es el tiempo que le falta al crucero de The Ritz Carlton, y dejar el resto de la cartera [se refería los proyectos de Havila y de Armas], que es la que puede dar viabilidad al astillero», añadió.

 La crisis de Barreras ha saltado también al ruedo político. Ayer, el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, volvió a arremeter contra la gestión del conflicto por parte de la Xunta, y acusó al Gobierno gallego de «esconderse» en la crisis del astillero vigués. A esto respondió el Grupo Popular en la Cámara gallega manifestando que se trata de una situación que «afecta a accionistas privados y son ellos los que deben resolverla».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Barreras ordena su disolución