El Banco de España eleva a 65.725 millones el coste del rescate a la banca

l. p. MADRID / COLPISA

ECONOMÍA

EUROPA PRESS

Esta cifra supone 1.376 millones más que la estimación que realizó un año atrás, un incremento del 2,1%

21 nov 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El rescate de las cajas de ahorros y bancos durante la crisis supondrá una factura muy alta para las arcas públicas. El Banco de España ha elevado a 65.725 millones de euros el coste de las ayudas al sector financiero durante la crisis, asumido en su mayor parte por el Estado, con datos a cierre del 2018. Esta cifra supone 1.376 millones más que la estimación que realizó un año atrás, un incremento del 2,1%, a consecuencia de los mayores costes de la morosidad aparecida en la CAM (actualmente propiedad del Banco Sabadell) y en Unnim (que pertenece ahora al BBVA).

En los últimos diez años, el Estado, a través del Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada (FROB), ha inyectado al sistema financiero un total de 56.679 millones, en su inmensa mayoría en forma de capital, pero también en esquemas de protección de activos y garantías concedidas a bancos que absorbieron entidades nacionalizadas. De esta cantidad, apenas se han recuperado 4.437 millones y ya solo se podría hacer lo propio con otros 9.560 millones más procedentes de Bankia. Siempre que se cumplan los mejores pronósticos. Esto refleja que el rescate de la banca dejará unas pérdidas de 42.642 millones, que, después de diversos ajustes contables, se reducen a 42.561 millones.

Las mayores pérdidas

Casi la mitad de las inyecciones de capital se adjudicaron a Bankia, BFA y BMN, con 24.069 millones, seguido de Catalunya Banc, con 12.052 millones, y Novacaixagalicia, con 9.052 millones. Y de ellos también proceden las mayores pérdidas. Así, de los algo más de 24.000 millones prestados a Bankia, solo se recuperarán 9.560 millones, una cantidad inferior a los 9.857 millones de euros que estimó hace un año el Banco de España. Esto es consecuencia de que las acciones de la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri han perdido más de un 40% de su valor en los últimos doce meses. El Consejo de Ministros aprobó a finales del año pasado la ampliación del plazo para privatizar Bankia en dos años adicionales, hasta finales de 2021, con el objetivo de ejecutar la estrategia de desinversión «con más flexibilidad para encontrar las condiciones propicias en los mercados de capitales».