Las pequeñas empresas pagan a Hacienda más del doble que las grandes corporaciones

El tipo efectivo de las que tienen más de 250 trabajadores es del 7,7 %, frente al 18,3 % que pagan las de menos de 50 empleados


Madrid / Colpisa

Las grandes empresas españolas (las que tienen más de 250 empleados) abonan, de media, un 7,7 % de sus beneficios en concepto de impuesto de cociedades, menos de la mitad del 18,37 % que tributan las pequeñas (aquellas con menos de 50 trabajadores). Según las Cuentas Anuales Consolidadas de Sociedades publicada ayer por la Agencia Tributaria (y correspondientes al ejercicio fiscal 2017), las compañías pagaron a Hacienda, en promedio, solo el 10,73 % de sus beneficios.

Este tipo efectivo está muy por debajo del tipo nominal del 25 % e incluso del 15 % que el Gobierno de Pedro Sánchez quería fijar como mínimo efectivo, una propuesta que se había incluido en el proyecto de Presupuestos para este año, que fueron tumbados en el Congreso. La idea de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, buscaba evitar que las deducciones y bonificaciones que se aplican las compañías, especialmente las grandes, permitiesen rebajar su tributación por debajo de un cierto umbral, que se elevaría al 18 % para entidades financieras y petroleras.

A la espera de si el pacto anunciado ayer por PSOE y Podemos cristaliza en un nuevo Gobierno, los datos ofrecidos ayer por el fisco reflejan que, si se mide la tributación sobre la base imponible de las empresas, estas pagan de media un 21,6 % en sociedades, con grandes diferencias entre unas y otras. Las más grandes (más de 5.000 empleados) son las que menos pagan, un 16,4 %, y las pequeñas son las que más: un 23,1 %.

De hecho, ese 23 % es el porcentaje al que quiere bajar Hacienda el tipo nominal de las pymes que facturen menos de un millón de euros, dos puntos menos que ahora, y pudiéndose aplicar después las bonificaciones para «favorecer» a este tipo de empresarios, que son los más numerosos -con mucha diferencia- en España. Y es que el 91,7% de las compañías que presentaron declaración del impuesto de sociedades en el 2017 tenían menos de nueve empleados, según los datos del fisco. Las que no tienen ningún asalariado declararon unos beneficios anuales de 25.600 euros de media, cifra muy similar a la de la que tenían entre una y nueve personas en plantilla.

Sin embargo, las grandes empresas son el grupo menos numeroso (solo son 3.180, el 0,2 % del total). De media, declararon unos beneficios de 111.250 euros, pero con grandes disparidades. Desde el sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha) coinciden con la ministra Montero en la «necesidad» de revisar el impuesto y abogan por establecer un tipo mínimo efectivo de, al menos, el 15 %, que permitiría recaudar casi 11.000 millones anuales adicionales por este impuesto, cuyos ingresos están aún en la mitad de los niveles precrisis.

La batalla por un impuesto de sociedades mínimo se estanca

Cristina Porteiro

La Eurocámara denuncia la falta de voluntad política del Consejo por atajar la desigualdad fiscal entre estados miembro y armonizar este tributo

No queda nadie en Bruselas estos días que no se eche las manos a la cabeza cuando se habla de la competencia fiscal entre países de la Unión Europea. Una práctica que permite a las grandes empresas y multinacionales erosionar las haciendas públicas de los Veintiocho con la ley en la mano. Algunos candidatos a presidir la Comisión Europea, como el socialdemócrata Frans Timmermans, han propuesto ponerle coto. ¿Cómo? Introduciendo un impuesto mínimo de sociedades del 18 %. En lo que no reparó el holandés al elaborar su programa electoral es que la UE ya inició una senda de descenso ininterrumpido de la presión fiscal sobre las empresas desde los años 90.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las pequeñas empresas pagan a Hacienda más del doble que las grandes corporaciones