Inditex dará la tarde de los viernes libre a sus empleados de oficina a partir del 2020

Pondrá en marcha nuevas opciones de movilidad como autobuses lanzadera o «carsharing»


Las oficinas de Inditex quedarán desiertas los viernes por la tarde. El gigante textil gallego anunció este martes a través de una comunicación interna que todos sus empleados librarán las tardes de los viernes a partir del 1 de enero del 2020. Y no es el único cambio que experimentarán las jornadas de los empleados de Inditex. Porque entre semana, el horario será mucho más flexible, permitiendo a los trabajadores entrar en dos horarios: «Tendremos un nuevo horario pensado para que se ajuste mejor a las necesidades de todos. De lunes a jueves podrás elegir entre dos horarios de entrada y salida. Los viernes haremos jornada continua», asegura la comunicación interna que se ha enviado a los trabajadores.

De lunes a jueves, el horario será flexible. Los empleados podrán elegir entre entrar a las 9.00 y salir a las 18.30, o bien entrar a las 9.30 y salir a las 19.00 horas. Los viernes esa flexibilidad da paso a una jornada continua. Se instaurará un horario de 9.00 a 15.00 horas.

Nuevas opciones de movilidad

Inditex también ha decidido apostar por la movilidad y mejorar los recursos de transporte con los que cuentan los trabajadores. Así, es posible que a partir del año que viene el tan típico atasco de polígonos como el de Sabón de paso a un tráfico mucho más fluido. Esto del tráfico llevaba ya tiempo siendo un auténtico quebradero de cabeza para la compañía. De hecho, algunas fuentes apuntan a que incluso Pablo Isla llevaba ya tiempo estudiando posibles soluciones para acabar con los contratiempos en el tráfico.

Y es que Inditex pondrá en marcha nuevas opciones de movilidad que «harán el transporte a las instalaciones más eficiente, sostenible y accesible». Entre estas nuevas posibilidades se encuentra el carsharing, autobuses lanzadera o carga de coches eléctricos.

Una silla y una mesa en Zara... y ya está

Sofía Vázquez

Amancio Ortega quiere pasar desapercibido y lo intenta y lo intenta, pero no lo consigue. Construyó Inditex, un empresón que está en el punto de mira los actores mundiales del mundo económico. A sus 81 años sigue haciendo lo mismo que a los 35: preocuparse por Zara y compañía. Por lo demás, vive en una Galicia que protege su intimidad

Ni va a la última moda ni se espera. Azul, gris y blanco, y sin corbata. Amancio Ortega, que es algo más que uno de los hombres más ricos del mundo, no está preocupado por la subida y bajada de la bolsa ni pierde un minuto de su vida en saber quién ocupa el número 1 de la lista Forbes , en la que preferiría no salir pero eso es imposible.

Ortega se ha convertido en el icono de las grandes fortunas. Sin embargo, hay muchas maneras de ser rico. Por ejemplo, él no ha heredado ni fortuna ni ninguna empresa de su abuelo o de su padre. Tampoco ha logrado crecer en torno a la especulación, ni ha multiplicado su fortuna en acciones con límites difíciles de explicar o aprovechándose de concesiones o subvenciones estatales. Lo que sí recibió fue un mensaje claro y transparente como el agua el día que fue a la tienda con su madre, y la dueña le dijo a la mujer: «Señora Josefa, lo siento mucho, pero ya no le puedo fiar más dinero».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos
Comentarios

Inditex dará la tarde de los viernes libre a sus empleados de oficina a partir del 2020