El BBVA ganó 3.667 millones, un 15 % menos por la ausencia de plusvalías

El banco seguirá cerrando oficinas, pero descarta la posibilidad de un ERE


La Voz

El grupo BBVA ha cerrado los nueve primeros meses del año con un beneficio neto de 3.667 millones de euros, cifra un 15,2 % inferior a la obtenida entre enero y septiembre del 2108. Una caída que se explica, en buena medida, por la ausencia de ingresos extraordinarios. Y es que, hay que tener en cuenta que hace un año la entidad obtuvo 633 millones en plusvalías por la venta de BBVA Chile. Descontado ese efecto, el beneficio del banco habría crecido un 1,2 %.

A esa cifra se llega con un incremento en todos los márgenes de la cuenta de resultados, un alza del 1,1 % en los gastos y otro del 12,7 % en las provisiones. Derivado este último del deterioro de los activos de la filial de Estados Unidos, según detalló ayer la propia entidad.

Por países, sobresale el incremento del resultado en México, donde el BBVA gana 1.965 millones, un 6,9% más. El país azteca se conolida así como motor principal del grupo. En España, el segundo mercado en importancia para el banco, logró 1.064 millones, equivalentes a un descenso del 2,5 % respecto al mismo período del año anterior. En Sudamérica obtuvo 569 millones, un 24,5% más; en Estados Unidos, 478 millones (-11,8 %); y en Turquía, casi un 22 % menos que un año antes, con 380 millones.

En una nota, el consejero delegado del BBVA, Onur Genc, apuntó que siguen observando «unas dinámicas positivas en el negocio, con un margen neto creciendo al 10 % interanual en el tercer trimestre, gracias a la recurrencia de los ingresos y la continua mejora de la eficiencia».

Sin cobrar por los depósitos

Genç aclaró que la intención de la entidad no pasa por cobrar a los clientes minoristas por sus depósitos, aunque es un movimiento que ya se está produciendo en otros países de Europa. Por ahora, el banco cobra a los institucionales y a corporaciones. Sin embargo, el consejero delegado anticipó que «en adelante monitorizaremos las situaciones que se generen en torno a los tipos y las dinámicas competitivas», esto es, a las decisiones que vayan tomando los rivales. Por otra parte, el ejecutivo apuntó que el caso Villarejo no ha tenido impacto directo ni en el negocio, ni en la cotización o en su reputación. «La reputación es algo difícil de medir, es un activo intangible», indicó, aunque a la vez precisó que según una metodología (RepTrak), que es la que utilizan todos los bancos, «no se ve impacto» alguno.

Además, Onur Genç indicó que la entidad continuará centrada en crecer de forma orgánica, si bien descartó llevar a cabo una operación de consolidación si se entiende que tiene sentido estratégico y financiero. «Solo haremos una operación cuando creamos que tiene sentido estratégico y financiero. Solo cuando creamos que pueda generar valor para nuestros accionistas, analizaremos las oportunidades», afirmó.

También auguró que el grupo seguirá cerrando oficinas en España el próximo año en un escenario marcado por la necesidad de la banca de seguir mejorando su eficiencia y el mayor uso de los canales digitales por parte de los clientes. Pero descartó un plan de ajuste de empleo para reducir costes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El BBVA ganó 3.667 millones, un 15 % menos por la ausencia de plusvalías