75 nuevos ocupados al día en Galicia en el peor verano desde que acabó la crisis

Cada vez hay más gente buscando empleo, aunque se crean menos puestos de trabajo


Redacción / La Voz

Algunas luces y muchas sombras en el balance del mercado laboral en el tercer trimestre del año. Entre julio y septiembre, la economía gallega creó 6.900 puestos de trabajo, a razón de 75 nuevos empleos al día. Una cifra que permite que la comunidad supere de nuevo, por primera vez en nueve años, la barrera de los 1,1 millones de ocupados, pero que es la peor para un verano desde el fin de la crisis, según refleja la encuesta de población activa (EPA) publicada ayer por el INE. Por comparar, en los mismos meses del año pasado se habían generado el triple de empleos en la comunidad, 20.900.

La tendencia en Galicia calca la registrada en el conjunto de España, donde el efecto de la desaceleración económica en el mercado de trabajo es cada vez más evidente. En plena temporada alta del sector turístico, una de las locomotoras económicas del país, apenas fueron 69.400 las personas que encontraron trabajo (una de cada diez, en Galicia), cien menos que en el verano del 2013, justo el momento en el que empezó la recuperación. El frenazo (que no evita que la ocupación marque sus mejores registros en ocho años en la comunidad y en casi once en España) es más evidente si se analiza la evolución interanual del empleo, que en invierno crecía a un ritmo superior al 3 % y ahora no llega al 1,8 % (un punto menos en el caso de Galicia).

En ese contexto de desaceleración, es el empleo asalariado el que mejor resiste, con 12.500 nuevos trabajadores por cuenta ajena en la comunidad. Una subida que contrasta con la sangría de los autónomos (2.600 autoempleados menos) y que viene acompañada de una fuerte dosis de temporalidad. Tres de cada cuatro personas que entraron al mercado laboral lo hicieron con un contrato temporal (10.100), y tan solo 2.600 tienen un puesto indefinido.

Un análisis de esos nuevos trabajadores que se incorporaron al mercado laboral gallego revela que todos los nuevos empleos creados en el verano en la comunidad fueron ocupados todos por hombres y que el sector servicios, pese a estar en plena temporada alta, fue el único donde hubo más despidos que contrataciones (un saldo de 9.700 bajas, frente a las 7.700 incorporaciones netas en la industria, las 6.600 en la construcción y las 2.400 del sector primario).

Más paro en la comunidad

Pese a que se siguen creando puestos de trabajo, el paro subió entre julio y septiembre en Galicia, en concreto en 3.100 personas, el primer incremento del desempleo en verano en ocho años (que deja el total de demandantes de empleo en 143.500). En España la tendencia sigue siendo a la baja, con 16.200 desocupados menos que en primavera, lo que sitúa la tasa de paro por debajo de la barrera del 14 % (un 13,92, por ser precisos), aunque el descenso es apenas un 10 % del registrado en el mismo trimestre del año anterior. Además, el dato desestacionalizado (que elimina los efectos de temporada y calendario, tan fuertes en verano) arroja un incremento del 1,72 %, con lo que ya encadena dos trimestres al alza.

Aunque, paradójicamente, esa tendencia negativa del paro viene en parte provocada porque cada vez se incorpora más gente al mercado laboral. En concreto, en Galicia, pese a los tambores de crisis, fueron más de diez mil las personas que se encontraban inactivas en primavera y que en verano se pusieron a buscar un empleo, y solo 6.900 lo encontraron. El resto, principalmente jóvenes que acaban de terminar sus estudios y pedían una primera oportunidad laboral, pasaron a engrosar las cifras del paro.

Por hogares, los empleos temporales del verano permitieron que 2.100 familias gallegas dejaran de tener a todos sus miembros en paro. Pero hay todavía 50.100 en esa situación, una de cada veinte.

Los sindicatos y la CEOE, preocupados por la «pérdida de impulso» del mercado laboral

No es habitual, pero el diagnóstico que hacen la patronal y los sindicatos de la última EPA es unánime. Los datos de creación de empleo entre julio y septiembre «sorprenden negativamente y confirman la desaceleración del mercado laboral», apuntaban ayer desde la CEOE, donde recuerdan que se trata de un período que suele ser favorable para el mercado laboral, en plena temporada alta del sector turístico.

Mientras la patronal llama a adoptar medidas para estimular la actividad económica y a flexibilizar la legislación laboral, la secretaria de Empleo de CC.?OO. en Galicia, Maica Bouza, cree que es el momento de mejorar las condiciones laborales y cambiar el modelo productivo. «Galicia debe apostar polo emprego industrial e polos servizos de alta calidade», asegura. Mientras, en UGT pusieron el acento en el aumento de la precariedad, destacando que en la comunidad hay 2.200 trabajadores con contratos de un solo día y otros diez mil que no superan el mes.

En cuanto a las lecturas políticas, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, argumentó que la EPA arroja en Galicia «buenos datos» interanuales, «y nos gustaría que lo fuesen con mayor intensidad pero la desaceleración económica frena la creación de empleo en toda España». Por su parte, la ministra de Trabajo en funciones, Magdalena Valerio, destacó que la economía española siga creando empleo a pesar de las «turbulencias internacionales y nacionales que no son muy propicias para el crecimiento económico».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

75 nuevos ocupados al día en Galicia en el peor verano desde que acabó la crisis