Las cajeras de Mercadona que fueron grabadas robando no recibirán ninguna indemnización

La Justicia europea entiende que no se vulneraron sus derechos


Redacción / La Voz

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha dictaminado finalmente que España no tendrá que indemnizar a las cinco cajeras de Mercadona que fueron grabadas robando en un supermercado de Barcelona en el año 2009. Este pronunciamiento corrige otro hecho por esta misma corte en enero del 2018. Entonces entendía que se habían vulnerado los derechos a la intimidad y a la privacidad de las empleadas por el uso de cámaras ocultas, hechos por los cuales condenó al Estado a indemnizarlas con 4.500 euros a cada una por daños morales. El fallo, que ya es definitivo, se produce en respuesta a un recurso que había presentado la Abogacía del Estado. En contra del criterio anterior, los magistrados del TEDH sostienen ahora que las cámaras que captaron las imágenes de los hechos se pusieron en funcionamiento como consecuencia de que había sospechas razonadas de la existencia de robos, por lo que la instalación estaría justificada. Un criterio que, según el TEDH, estaría en línea con la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, que ha avalado el uso de estos instrumentos cuando hay indicios fundados.

Este último pronunciamiento del TEDH da carpetazo a un asunto que ha venido coleando durante casi 10 años. El tribunal europeo nunca entró a valorar los robos, sino las grabaciones. De hecho, una vez visionados los vídeos, los asesores de las trabajadoras, que fueron los representantes sindicales, les recomendaron que asumiesen el despido y que no litigasen con Mercadona. Pero las cajeras y la empresa acabaron en los tribunales. Defendidas por el Colectivo Ronda, una cooperativa de abogados laboralistas, las empleadas interpusieron una demanda. El juzgado entendió que las grabaciones eran correctas, y los despidos procedentes. Recurrieron esa decisión, pero el Tribunal Superior de Justicia avaló el primer pronunciamiento de los jueces. Las cajeras tampoco lograron ganar en el Supremo, ni en el Constitucional, que ratificaron la sentencia. De ahí se pasó al TEDH, que tras un primer fallo en enero del 2018 ha rectificado ahora. En su defensa, la Abogacía del Estado entendía que la existencia de un cartel genérico servía para que todo el personal se diese por avisado de que podía ser grabado y que las trabajadoras no podían escudarse en la privacidad para eludir una responsabilidad penal.

Graba a su asistenta robando en un cajón de la cómoda y sale absuelta

D. C.

La Audiencia de Pontevedra considera que las imágenes vulneran su intimidad

Mejor prescindir de sus servicios sin más. La Justicia parece dar por buena la decisión de que cuando una empleada de hogar se adueña de lo ajeno en tu propia casa mientras realiza las tareas domésticas lo más oportuno es decirle que ya no necesitas de su trabajo. Al menos para evitar que continúe robando. Porque no resulta fácil demostrar la autoría de ese tipo de delito, a menos que el dueño de la casa sorprenda con testigos a la empleada con las manos en la masa.

La Audiencia Provincial de Pontevedra acaba de absolver a una trabajadora doméstica que había sido condenada a dos años de presión por sustraer unos 9.000 euros del cajón de una cómoda cerrada con llave y esta, a su vez, guardada en una maceta, según se describe en el fallo judicial. El propietario utilizó una cámara oculta para dar testimonio de esta conducta delictiva y, pese a que las imágenes confirmaban la afanosa búsqueda del dinero, el tribunal decidió revocar la condena porque este tipo de grabaciones no son válidas para probar que el delito se ha cometido.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las cajeras de Mercadona que fueron grabadas robando no recibirán ninguna indemnización