Almudena Guerra: «Se necesita mano de obra en la construcción, y se necesita mucha»

La directora territorial de Vía Célere para la zona norte de España asegura que, tras los años de crisis, se nota una importante demanda de vivienda nueva


Redacción / La Voz

Nacieron en el 2007, cuando la larga sombra de la crisis empezaba a cernirse sobre toda la economía y, con especial incidencia, en el sector inmobiliario. Pero no les importó. La promotora Vía Célere ha sabido aguantar el tipo e incluso crecer en plena época de vacas flacas. «Nuestro cambio de mentalidad nos ayudó mucho. Apostamos desde el principio por calificaciones energéticas altas, por la industrialización y por viviendas con zonas comunes, y eso se ha notado», resume Almudena Guerra, directora territorial de Vía Célere para la zona norte de España.

-¿Cómo ven el mercado inmobiliario ahora mismo?

-En España queda claro que va con dos velocidades. Hay ciudades en las que lleva tres años experimentando un importante crecimiento, donde hay una demanda tremenda; y luego hay ciertas ciudades en el norte de España que están empezando a reactivarse ahora. Yo creo que la gente ha ido cogiendo confianza, ve que esto ya no es lo de antes, cuando las obras se paraban, y aquí empieza a funcionar todo de manera fantástica. Llevábamos mucho tiempo sin construir y la gente busca viviendas nuevas, que además no tienen nada que ver con lo que había hace diez años. Estamos yendo hacia calificaciones energéticas de tipo A, que es fundamental y con lo que la gente está muy concienciada.

-De hecho, la sostenibilidad ha sido una de sus apuestas...

-Desde los inicios de Vía Célere, nuestra apuesta fue por la eficiencia energética y seguimos en la búsqueda de mejorarla.

-¿Hasta qué punto se nota esto de la sostenibilidad en la factura de una familia?

-Es muy importante. Porque, sobre todo en zonas del norte de España, puede suponer un ahorro de 1.000 euros al año.

-¿Cómo ha funcionado la promoción de la Plaza de Tabacos, en A Coruña?

-La acogida ha sido realmente buena. Nos los quitaban de las manos... Había muchos compradores que buscaban vivienda de reposición, luego nos encontramos con inversores y tuvimos mucha gente con cierta edad, que ya no tienen a los hijos en casa, que buscaban pisos un poco más pequeños de los que tenían y céntricos.

-¿Qué busca la gente cuando va a comprar una vivienda?

-Que tengan luz, que sean viviendas luminosas. Pero también, y esto es muy curioso, hay una demanda tremenda de terrazas.

-¿Cómo es el comprador gallego?

-Quizá porque en estas zonas la crisis se dejó notar más tarde y, por tanto, se ha ido más tarde, nos encontramos con un comprador que todavía tiene cierto recelo. Hay que pensar que la gente sufrió mucho durante la crisis, intentaron comprar vivienda y se encontraron con sustos graves. Pero cuando nos han ido conociendo y viendo cómo trabajábamos se han ido convenciendo.

-¿En A Coruña han notado el efecto Inditex?

-Sí, se nota. En todo. Tienen más poder económico, más facilidad para obtener financiación y más estabilidad. Cuando las empresas funcionan, cuando la economía va bien, nosotros somos los primeros que lo notamos. Y cuando las cosas van mal también somos nosotros los primeros que lo percibimos.

-Muchos expertos aseguran que el mercado inmobiliario empieza a ralentizarse... ¿Cómo ven el futuro próximo?

-Sí que hay una ralentización en el crecimiento de la demanda. Pero todavía queda un recorrido largo, y hay demanda de viviendas. Todo depende de cómo siga desarrollándose el mercado del trabajo. Si hay trabajo habrá necesidad de vivienda. En cuanto al tema de los precios, pues veníamos de tener unos tan bajos que era necesario que crecieran. Y luego hay una cuestión que también se nota y es que hay menos mano de obra en la construcción. Uno de los graves problemas que tenemos ahora mismo es que durante diez años ha habido poco trabajo en este sector, con lo cual no hay mano de obra formada y tenemos unos ritmos de construcción más lentos.

-Quién nos lo iba a decir hace diez años...

-Pues ahora se necesita mano de obra en la construcción, y se necesita mucha.

-¿El ladrillo ha vuelto a ganar el músculo que perdió?

-No vamos a llegar nunca al punto en el que estuvimos. Yo creo que todos hemos aprendido la lección y vamos a ser un poco más comedidos. Ahora mismo hay una demanda latente que viene derivada de todos estos años y es evidente que se necesita construir vivienda. No podemos llegar al punto cero donde estuvimos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Almudena Guerra: «Se necesita mano de obra en la construcción, y se necesita mucha»