Argelia se hace con el control del gasoducto que alimenta a España

Sonatrach y Naturgy se convierten en gestores únicos de la infraestructura estratégica, aunque la primera es accionista principal


La Voz

Lugar por donde se pone el sol. Es el significado de la palabra árabe sonatrach, y que también da nombre a la empresa estatal argelina constituida para explotar los recursos de hidrocarburos de ese país del Magreb. Pues esta compañía se ha convertido en el primer accionista del gasoducto submarino de casi 800 kilómetros de longitud que alimenta de gas natural A España y a todo el sur de Europa. La empresa que explota esa infraestructura es Medgaz y Sonatrach controla ahora el 51 %, mientras que la española Naturgy se afianza como segundo propietario con el 49 % del capital. El reparto del accionariado ha mudado de esa manera después de que Naturgy y Sonatrach hayan llegado a un acuerdo con el emirato de Abu Dabi, propietario del fondo Mubadala (dueño de Cepsa), para adquirirle su participación, del 42,09 %, a cambio de 548 millones. La antigua Gas Natural Fenosa tenía ya el 14,95 % del gasoducto y ahora ha comprado otro 34,05 %, que le ha costado 445 millones.

La compañía argelina Sonatrach es el primer proveedor de gas natural del país y también el cuarto accionista de Naturgy con una participación del 4 %. Ese combustible llega a España básicamente a través de ese gasoducto, por tanto se trata de una infraestructura estratégica. En enero del 2017, un problema en una regasificadora argelina provocó un problema de desabastecimiento que las compañías suplieron comprando el gas que llega en barco y se descarga en las regasificadoras, a unos precios tan elevados que dispararon de forma importante el coste energético.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Argelia se hace con el control del gasoducto que alimenta a España