Barreras tiene hasta el 2 de febrero para pactar con sus acreedores y evitar el concurso

El cálculo inicial de las deudas contraídas con 30 empresas asciende a 20 millones de euros y se están documentando para acreditarlas


Vigo / la voz

La letrada del Juzgado de lo Mercantil número 3 de Pontevedra, con sede en Vigo, dictó ayer un decreto en el que informa al astillero Hijos de J. Barreras de la admisión del preconcurso de acreedores después de que este entrara en situación de insolvencia. A partir del día 2 empezó a correr el plazo de cuatro meses para que la dirección de la compañía negocie confidencialmente un acuerdo de refinanciación y así evitar la entrada en el proceso concursal ordinario.

Si el 2 de febrero, fecha límite de la negociación de un convenio, no se consigue llegar a un arreglo, el juzgado pasaría a declarar el concurso si lo pide una de las partes: la empresa o los acreedores. El tribunal se desentiende de estas negociaciones, que seguirán su curso discretamente. En caso de fracasar, el astillero o las empresas a las que les debe dinero podrían obtener adhesiones a una propuesta anticipada de convenio, pues Barreras manifiesta encontrarse en estado de insolvencia. Las negociaciones son reservadas y durante estos próximos cuatro meses la empresa quedará blindada respecto a las reclamaciones de sus acreedores. No podrán iniciarse ejecuciones judiciales o extrajudiciales de bienes o derechos que resulten necesarios para la continuación de la actividad profesional del deudor. El astillero tendrá que informar de las ejecuciones que se siguen contra su patrimonio y cuáles de ellas recaen sobre bienes necesarios para seguir trabajando. Quedan excluidos los créditos de derecho público.

El abogado de la plataforma de industrias auxiliares de Barreras, Alberto Rocha, explicó ayer que en estos momentos están documentando las deudas contraídas con 30 empresas principales que están trabajando para el astillero en la construcción del ferri de lujo para The Ritz Carlton y también en los barcos para la naviera noruega Havila. Tras una primera reunión, se estima que el montante asciende a unos 20 millones de euros, pero ahora van a detallar cada una de las facturas de trabajos ya efectuados y también se van a valorar los que están todavía en curso.

El letrado portavoz de la plataforma creada la semana pasada añadió que «de momento no se va a presentar ninguna querella criminal porque no tendría mucho sentido, al margen de que algún empresario pensase emprenderla» y confía en que «el asunto se pueda solucionar en los próximos tres meses». Rocha matizó que este plazo es para lograr un acuerdo de refinanciación que tendría como fecha el 2 de enero y luego hay un mes más para una propuesta de convenio de acreedores. 

Vieja deuda

Por su parte, la plataforma de afectados por impagos del naval, que dirige Balbino Barcia, recuerda que en el anterior proceso concursal Barreras dejó a deber 2,5 millones a las empresas auxiliares. Y ahora temen que se vuelva a producir una situación que podrían llevar a la insolvencia a varias compañías que ya se vieron atrapadas y contrajeron deudas con los bancos. Barcia pidió ayer el apoyo del alcalde de Vigo en una entrevista con responsables de su gabinete.

El juez sentenciará esta semana a la plantilla de Vulcano

El futuro de otro astillero está también en manos del juzgado de lo Mercantil vigués, que ayer dejó ayer vista para sentencia la demanda de la plantilla de Vulcano por el expediente de extinción de empleo aplicado por la compañía. El fallo se producirá previsiblemente esta misma semana.

Durante la vista, el presidente del comité de empresa, Nicolás Sangabriel, expresó su desacuerdo con la intención de los administradores nombrados por el juzgado de finiquitar los contratos de los 68 trabajadores que quedan todavía en la empresa, que justifican por la falta de liquidez de la empresa para hacer frente a un ERE temporal que es el que solicitan desde el comité. Esta solución permitiría encontrar un inversor que se hiciese cargo de las instalaciones y les diese continuidad. El juez tendrá que tomar una decisión en los próximos días y tendrá en cuenta que los trabajadores no han sido presionados por los administradores, tal como preguntó el magistrado y respondieron los interpelados.

El presidente del comité de cree que la resolución tendrá lugar esta misma semana. Mientras duró la vista oral, una treintena de trabajadores se concentraron en las puertas del juzgado. Algunos llevaban al cuello pañuelos con el lema «Vulcano solución». Hasta el lugar se aproximaron los concejales de Marea de Vigo Rubén Pérez y Oriana Méndez, que mostraron su solidaridad con los movilizados. La plantilla se siente defraudada y desesperanzada porque Aclunaga no les ha mostrado su apoyo como sí ha hecho con Barreras.

Factorías Vulcano está en venta por 11,9 millones, pero tiene una deuda de 209, principalmente con la banca.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Barreras tiene hasta el 2 de febrero para pactar con sus acreedores y evitar el concurso