La Xunta y As Pontes escenifican su unión para salvar la térmica pontesa

Feijoo y Formoso piden que la central siga como centro de generación de energía

;
Feijoo pide un trabajo «conjunto» para la planta de As Pontes Dice que la central térmica de As Pontes puede ser la «batería» de España si fallan las renovables.

La Voz

El encuentro entre el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, y el alcalde de As Pontes, Valentín González Formoso, se saldó este lunes con el anuncio de la puesta en marcha de tres medidas que persiguen un objetivo común: acelerar la búsqueda de soluciones para garantizar el futuro del complejo eléctrico de la localidad pontesa. «Trátase —apuntó el titular del Gobierno gallego— de ser coherentes cos compromisos en materia de descarbonización que ten España; cos compromisos de emisións cero que ten a comunidade no seu proxecto de cambio climático, aprobado no Consello da Xunta o pasado xoves; co compromiso coas 750 familias; e co compromiso con Endesa, que levou a cabo un investimento de máis de 200 millóns de euros para que esta central cumprise coas emisións de CO2 que esixe a Unión Europea». El popular reclamó, tanto al Gobierno central como a Endesa, garantías de funcionamiento de la planta.

Feijoo y González Formoso anunciaron que trabajarán de forma conjunta en varias direcciones. Por un lado, en solicitar al Ministerio para la Transición Ecológica y a la empresa propietaria de la planta la continuidad de la térmica como centro de generación de energía y empleo. En ese sentido, subrayó el también presidente de la Diputación coruñesa, «búscase garantir o seu futuro a través da súa incorporación á economía circular e a través dos bioresiduos. Requirindo ao Goberno para que, no caso de que sexa necesario, retire o céntimo verde como apoio para que a central volva a funcionar».

 La creación de una mesa técnica fue otro de los puntos acordados. «Para min este aspecto é vital», señaló Formoso. La Xunta, el ministerio y Endesa se sentarán para establecer el cambio de modelo energético. De modo que los agentes implicados «terán que estudar esa hibridación e ver que biocombustibles hai en Galicia, identificar os tipos, cantidades e ubicacións para facer posible a conversión da central térmica dun problema ambiental a unha solución de futuro», resumió el socialista. En el transcurso de la reunión, también se decidió solicitar la incorporación de Galicia al grupo de comunidades beneficiarias de los fondos de descarbonización. En ese caso, indicó el pontés, «reclamaremos ante Europa a nosa adhesión porque poden ser de gran axuda, no caso de que fose necesario algún investimento na central».

Políticas fiscales

Tanto Feijoo como González Formoso coincidieron a la hora de apuntar que la fórmula más eficaz para reiniciar la actividad de la térmica pontesa pasa por compensar, con la rebaja de impuestos, el coste del precio de la tonelada de la emisión de CO2. «Iso é un imposto, polo tanto falamos de políticas fiscais», advirtió el titular de la Xunta. Esta reactivación, insistió, permitirá buscar «outra materia prima» para disminuir paulatinamente el carbón por combustibles «cen por cen galegos» y renovables. La central, recordó el popular, cumple con los requisitos europeos para seguir funcionando y España, apostilló, «necesita una central térmica operativa ante momentos meteorolóxicos complexos e As Pontes pode ser esa pila ou esa batería».

Con el cierre del complejo eléctrico como espada de Damocles, el regidor pontés valoró «o compromiso da Xunta e do Goberno de España na procura de solucións. O hai que facer é concretalas e acelerar os traballos de avaliación». Pero sobre todo, apuntó, «deben involucrarse todos, tamén Endesa, para crear ese escenario de hibridación». 

 

La central de As Pontes recibirá carbón este mes para más pruebas

beatriz couce

«O trabajamos todos y nos repartimos la faena o no lo haremos», advierten los transportistas

Endesa volverá a arrancar este mes uno de los cuatro grupos generadores de su central térmica de As Pontes para continuar con las pruebas que viene realizando desde el pasado verano para evaluar las posibilidades de producción con una mezcla de mineral y otros residuos. Esto implicará que, de nuevo, llegue el carbón que actualmente está almacenado en las instalaciones del puerto exterior de Ferrol hasta la localidad minera, aunque hasta el momento no está claro qué cantidad y cuántos días de trabajo reportará a los transportistas.

Desde que inició estas evaluaciones, la compañía energética ha insistido en que hasta ahora las pruebas no están dando los resultados esperados que permitan reiniciar la actividad, aunque fuera parcialmente, en la térmica. Tampoco confía en que esa situación vaya a variar a corto plazo.

Seguir leyendo

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

La Xunta y As Pontes escenifican su unión para salvar la térmica pontesa